El periodista Carlos Alsina - Onda Cero



La estrategia que está tomando el Partido Popular de cara a las elecciones generales está siendo muy comentada, y la voz que más resuena es la de José María Aznar que ya ha tirado varias veces de las orejas a Mariano Rajoy por hacer caso omiso a la marea naranja de Ciudadanos que, como dijo el expresidente, ha copado el espacio de centro derecha dominado siempre por el PP.

Pero este martes le ha salido un aliado inesperado a Aznar. Carlos Alsina, en su monólogo en Onda Cero, ha echado un capote al expresidente asegurando que el análisis que hizo "sobre por qué Ciudadanos ha arrollado al PP en Cataluña no ha sido desmentido por su partido, sino más bien al contrario" y recuerda que la mismísima María Dolores de Cospedal estuvo de acuerdo con el análisis de Aznar afirmando que "el votante catalán ha creído que el voto útil para frenar a los independentistas era Ciudadanos".



Matar al padre, o que sea tertuliano
Alsina reconoce que en el Partido Popular está "hasta los bemoles de esta obsesión del antiguo líder por tocarle las narices a quienes le han heredado" hasta el punto de desear recordarle sus meteduras de pata como "la alfombra roja que le puso a Pujol; la decapitación, a lo Juego de Tronos, de Vidal Quadras; el endurecimiento del discurso que alejó al PP del centro político, y la guerra de Iraq, y la financiacion del partido y que el jefe de la Gürtel acudiera a El Escorial invitado a la boda".

Pero aunque están deseando "matar de una vez al padre porque es un padre pesao que está todo el día poniendo a escurrir al hijo", el periodista reconoce que han tomado una estrategia más bien pasota y no dar aire a las palabras del expresidente. Alsina lanza una idea curiosa: "En la dirección nacional del Partido Popular deben de estar deseando que alguna televisión fiche a su presidente de honor como tertuliano. Seguiría diciendo las mismas cosas, pero a base de oírselas todas las semanas, en debate con Inda, con Marhuenda, con Jaime González y Monedero, todo lo que dijera tendría menos impacto.

Votar Ciudadanos es votar Podemos
Alsina también hace una enrevesada interpretación de la estrategia del PP para atacar a Ciudadanos y a la vez al PSOE. Para el periodista los conservadores han apostado por presentar a Albert Rivera y a Pedro Sánchez como "novios políticos" porque los dos son de centro izquierda. El problema es que esta visión choca con otro punto del argumentario del PP donde asegura que "votar a Sánchez es, a su vez, votar Podemos - porque también es novio, Pedro, de los radicales de izquierda - conclúyase que votar Rivera es acabar votando a Iglesias con Sánchez de testaferro. Alsina cierra la conclusión del PP: "O vota usted a Rajoy o está usted votando a este trío de jóvenes ennoviados, bien parecidos e izquierdistas todos".