Alfredo Prada, exvicepresidente segundo y exconsejero de Justicia madrileño en el PP, ha sido llamado a declarar en calidad de imputado por José de la Mata, titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional. El auto, que juzga las irregularidades del proyecto del Campus de la Justicia, señala en concreto que la sociedad "no seguía ningún criterio de racionalidad económico ni organizativo y presentaba un claro desequilibrio que se manifestaba en la existencia de un potente ámbito de personal directivo y una infraestructura de personal administrativo sumamente débil".

Prada, curiosamente, fue "fichado" por Pablo Casado para investigar las corruptelas del Partido PopularSe le encomendó ocupar la presidencia de la llamada Oficina del Cargo Popular, creada en el congreso del PP que se celebró en febrero del año pasado y que tiene entre otros cometidos “dar cuenta al Comité de Derechos y Garantías de cualquier anomalía o irregularidad que pudiera detectar en el desarrollo de las funciones” de esos cargos públicos.

Mentor de Casado…

 Alfredo Prada es otro veterano dentro de las filas del partido. Casado, agradecido con Prada por el pasado que los unía, lo nombró presidente de susodicho órgano de control interno.

Fue su jefe directo en su primer empleo público cuando, sin haber finalizado sus estudios universitarios, fue nombrado asesor parlamentario del propio Prada cuando este era vicepresidente segundo y consejero de Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid con Aguirre. Ya entonces el mecenas de Casado arrastraba unos antecedentes que, lejos de complicarle su carrera política, le acabarían favoreciendo.

Y es que, entre los 18 y 20 años (1978-1980) asistía asiduamente a los actos organizados en su provincia por el partido ultraderechista Fuerza Nueva, incluso con la presencia de su líder, Blas Pifiar. Años después se vería envuelto en dos casos. El primero, caso de los Espías, en calidad de espiado y el segundo tras la denuncia de Carmen Balfagón, ex responsable de la Agencia de la Comunidad de Madrid para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor, que dependía de la Consejería de Justicia, cuyo titular era Alfredo Prada. Según Balfagón le había obligado seis años antes a pagar por trabajos inexistentes a empresas próximas al partidoBiografía no oficial aquí.

…y de Ayuso

Pero el mecenazgo de Prada no se limita tan sólo al actual líder popular, también fue el valedor de las aptitudes de la que hoy es candidata del partido a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Se afilió al Partido Popular en el año 2005, cuando tenía 27 años.

Fue entonces cuando conoció a Pablo Casado y comenzó a tejer una estrecha relación con él, que ya ejercía como dirigente de Nuevas Generaciones de Madrid y asesor del imputado Prada.

Hasta su afiliación se limita a informar que “como periodista ha trabajado en agencias de marketing, departamentos de prensa, así como en diversos medios, siendo radio donde más tiempo ha ejercido su profesión”. En concreto dice que trabajó para la Productora Spin FM entre octubre del 2002 y junio del 2003 en Dublín (Irlanda) y para MK 101 Agency entre 1998 y 1999. 

El caso es que ese mismo año 2005, tras conocer a Casado, para ser exactos en el mes de marzo ficha por el PP de Madrid para el área de comunicación. Desde entonces hasta hoy su vida profesional se fusiona con su actividad política e institucional, todas ellas retribuidas.

Comunicación Consejería de Justicia e Interior de la CM. Casualmente es fichada por el mismo Consejero (Alfredo Prada) que en el 2004 había también nombrado como asesor al estudiante de Derecho Pablo Casado.

Es decir, lo que era una afinidad ideológica entre ambos se convierte en una nómina común a cargo del contribuyentePor aquel entonces se inaugura a bombo y platillo “El Campus de la Justicia” un mega capricho de Esperanza Aguirre que le ha costado al contribuyente decenas de millones de euros