La Diputación de Valencia y el PP provincial, ambos bajo la dirección de Alfonso Rus, están en el centro de una investigación de la Guardia Civil por un contrato de cerca de 32 millones de euros adjudicado para la instalación de césped artificial en los campos de fútbol de la provincia, que benefició a uno de los propietarios de la sede del PP valenciano Vicente Cuquerella, y que vuelve a levantar sospechas sobre la presunta financiación irregular del partido.

Una trama de desvío de fondos de la Diputación
La Fiscalía presentó hace dos semanas una denuncia en los juzgados de Valencia contra una presunta trama acusada de desviar fondos de la Diputación y la empresa pública Imelsa a través de una serie de empresas, entre las que está Berceo Mantenimientos, propiedad de Marcos Benavent, quien gerente de Imelsa, nombrado por Rus.

Benavent fue, además, responsable de comunicación del PP de la provincia de Valencia en las última elecciones municipales y autonómicas, en 2011.

El reparto de comisiones afecta las cuentas del PP provincial
La diputada de EUPV Rosa Pérez fue quien denunció la trama a la Fiscalía en julio de 2014. De acuerdo con su denuncia, Berceo Mantenimiento trabajaba con un grupo de empresas que eran adjudicatarias de la Diputación y luego el dinero supuestamente volvía a las cuentas de la empresa de Benavent y podría haberse empleado para el reparto de comisiones, según adelanta El Mundo.

Según las investigaciones, el reparto de las comisiones de la Diputación alcanza las cuentas del PP provincial, que dirige también Alfonso Rus desde 2004.

La empresa pública de Benavent ejecutó el proyecto
Berceo Mantenimiento, la empresa de Benavent, adquirió en un año una nave y dos áticos localizados en Xàbia valorados en 300.000, 540.000 y 230.000 euros, aunque el Registro de la Propiedad sólo muestra uno de los áticos.

La empresa pública Imelsa, que dirigía Benavent, fue la que ejecutó el proyecto adjudicado en parte al empresario Vicente Cuquerella, copropietario de la sede del PP, y que, significativamente, no contaba con experiencia en la fabricación de césped artifical.

El propietario de la sede del PP fue muy beneficiado
La firma de Vicente Cuquerella, Benigrass, fue una de las que vendió más filamentos de césped para el proyecto de la Diputación, pero no aparece en el proceso administrativo, sino las constructoras, que habrían recibido recomendaciones para adquirir el material esa firma.

Otro contrato bajo sospecha
Alfonso Rus vuelve a estar en el centro de una nueva investigación después de que en noviembre pasado se desvelara presuntas irregularidades en la aprobación de otro contrato, de 30 millones de euros, adjudicado por la Diputación de Valencia al empresario y amigo de Rus Vicente Quilis, dueño de Inelcom, fabricante de bombillas led de menor consumo.

Rus, también presidente del PP provincial, planeó el contrato, que adjudicó en 2012 y que renovó por 10 millones de euros más, según adelantó El Mundo.