El diario El País ha analizado las incógnitas del domingo 28 de abril: el voto oculto al partido de Abascal, la derecha silenciosa o la resurrección de Podemos.

Así, el analista Kiko LLanera plantea 6 posibles escenarios en base a las encuestas realizadas a lo largo de la campaña electoral: 1. Hay voto oculto. 2. Sube la derecha. 3. Podemos resurge. 4. Las tendencias siguen. 5. El PP aguanta otra vez. 6. Sorpresa “no sorpresas”.

En el primero de los escenarios planteados por Llanera, Vox obtendría 55 escaños. “La sorpresa más probable es un mejor resultado de Vox. Las últimas encuestas lo colocaron quinto, pero cerca del tercer puesto. Nuestro modelo de predicción les daba una opción entre seis para ser terceros, y las apuestas y algún mercado de predicción lo colocan ya ahí. Otras señales, como los actos de campaña o el ruido en redes, aunque no son determinantes, también son favorables a Vox”, explica el diario El País.

El argumento para explicar esta sorpresa es que haya voto oculto. “Hay votantes de Vox que podríamos llamar chillones, pero también podría haber otros reacios a revelar su voto cuando son entrevistados. Este fenómeno ocurre menos veces de las que se anuncia —no se produjo con Marine Le Pen o Donald Trump, por ejemplo—, pero existe. Además, en Andalucía hubo indicios de voto oculto: aunque el 11% de los votantes eligieron a Vox, en la postelectoral del CIS solo aparecieron un 7%”, explica Kiko Llanera.

En este contexto, el analista se pregunta ¿qué pasaría en este escenario?. Esta es la respuesta: "He simulado los resultados de escaños asumiendo que Vox subiese hasta el 14% o 15%, restando votos sobre todo del PP y Ciudadanos. El partido derechista sería seguramente tercero, pero las mayorías cambiarían poco. La derecha estaría algo más cerca de los 176 escaños, pero no tendría fácil alcanzarla”.