Pimientos rellenos

 

 

Pimientos del piquillo rellenos de espinacas.

¿Con qué?

Dos botes de pimientos del piquillo, un manojo de espinacas, piñones, pasas de corinto, bacon, leche, harina, margarina, aceite de oliva y sal.

¿Cómo?

Sacamos los pimientos de los botes para que se oreen y, entretanto, pasamos las espinacas por la sartén con unas gotas de aceite, cuando estén blandas, no deshechas, retiramos y dejamos escurrir y las cortamos en trocitos. En la misma sartén rehogamos el bacon, las pasas y los piñones, mezclamos con las espinacas y rellenamos los pimientos y los colocamos en una fuente de horno. Preparamos una bechamel ligera con una cucharada de aceite, otra de margarina y una de harina, removemos, retiramos del fuego y echamos la leche, movemos con una cuchara de madera hasta que cuaje, vertemos sobre los pimientos y metemos al horno quince minutos a 170º C –se le puede poner un poco de queso rallado por encima-. Servimos tres pimientos por comensal.

Habitas en sartén

 

 

Habitas tiernas con gambas al ajillo.

¿Con qué?

Trescientos gramos de habitas tiernas, cuatrocientos gramos de gambas peladas congeladas, tres dientes de ajo, una guindilla, una cebolleta, aceite de oliva y sal.

¿Cómo?

Las habitas están ahora en su mejor momento, si se compran con vaina son más baratas. En una cazuela baja ponemos dos cucharadas de aceite y pochamos la cebolleta cortada en dados y cuando esté trasparente añadimos las habitas, removemos y cubrimos con medio vaso de agua caliente. Entretanto en una sartén con una cucharada de aceite fileteamos los dientes de ajo y echamos la guindilla y cuando empiecen a dorarse añadimos las gambas, previamente descongeladas, movemos dos minutos y vertemos el contenido de la sartén sobre las habitas, removemos dos minutos más, apagamos y servimos.

Queso de la tierra.

El precio de este menú -si usamos gambas congeladas y pimientos en conserva- está sobre los 13 euros.