Las moscas son probablemente uno de los insectos más generalizados sobre la faz de la tierra. En casi cualquier parte del mundo se pueden encontrar estos insectos, que resaltan por ser en exceso molestos, además de portadores de microorganismos y patógenos que pueden afectar a la salud de los humanos y el bienestar de los alimentos.

La morfología de las piezas bucales de las moscas les impide morder o masticar, por eso para introducir alimentos en estado líquido se sirven de su canal alimenticio en forma de trompeta y para comer alimentos en estado sólido, las moscas regurgitan saliva para descomponerlo y así sorberlo. Es de esta manera como contaminan la comida con su saliva, además de acostumbrar a defecar en el mismo lugar. Con sus patas, que se posan en todo tipo de superficies, portan de un lado a otro todo tipo de gérmenes, bacterias, virus y enfermedades. También resultan muy molestas las manchas que dejan allí donde se almacenan, como por ejemplo entre las persianas.

Con la llegada del calor y del verano la presencia de las moscas se hace muy notable. El hábitat ideal para la mosca casera son los lugares con una temperatura y una humedad media, es por ello que en invierno apenas se las ve. Durante los periodos fríos estas se refugian hasta la llegada de las temperaturas más altas, de ahí que proliferen en primavera y verano.

Para acabar con la presencia de las moscas en casa,  en las terrazas o en los porches al aire libre existen productos químicos que contribuyen a ello, pero hay remedios caseros más económicos, efectivos y naturales.

Relacionado Mosquiteras y repelentes de oferta en Amazon para evitar picaduras indeseadas

Cómo ahuyentar las moscas de tu casa

Cuando hablamos de ahuyentar a las moscas, las trampas químicas para ellas no son recomendables, ya que aparte de ser crueles, atrae a otro tipo de insectos, actuando así de forma deliberada para eliminarlos. También son antihigiénicas ya que se acabará llenando de un gran número de moscas muertas. Para evitar esto, hay formas naturales y caseras de espantar a las moscas y disfrutar de un grato momento al aire libre o en casa, sin la presencia de este molesto insecto. Algunas de ellas serían las siguientes:

1. Bolsas de agua

Se trata probablemente del remedio más mítico, todos lo hemos visto alguna vez en las casas de campo o en los porches al aire libre. Una bolsa de plástico transparente, llena de agua hasta la mitad y colgada del techo. Parece extraño que esto puede espantar a las moscas, pero la razón por la cual lo consigue es muy sencilla: cuando los rayos de sol pasan a través del agua que está dentro de la bolsa, este hace un prisma y descompone la luz en forma de arcoíris, algo que las moscas detestan. Este truco también se lleva a cabo en los árboles frutales, para que la mosca no pique los frutos y transmita todos los patógenos que porta.

Este método tiene el mismo mecanismo de funcionamiento que los CDs colgados en balcones, ventanas o árboles.

2. Ajo o limón con clavos

Este es un remedio menos conocido pero también efectivo. Para prepararlo solamente se necesita partir un limón a la mitad y pinchar en cada trozo una decena de clavos, no metálicos sino de olor. Una vez hecho esto, solamente habrá que dejarlos sobre la mesa del jardín o de donde se quieran eliminar las moscas para evitar su presencia. Lo ideal, para que tenga más impacto, sería poner un limón nuevo cada día, ya que cuando se seca ya no desprende tanto olor.

Por el olor que desprende también se encuentra el ajo como alimento útil para ahuyentar a las moscas. Colocar un ajo pelado en los lugares de entrada de las moscas hará que se espanten, ya que el olor les resultará desagradable.

3. Esencias y plantas aromáticas, como lavanda, citronela o eucalipto

Las plantas como la lavanda, la menta, la citronela, la albahaca, el romero, la melisa o el eucalipto, así como los aceites aromáticos son útiles para ahuyentar a las moscas.  Plantar alguna de estas cerca de casa o en macetas en los alféizares de las ventanas o colocar ambientadores naturales por la estancia ayudará a que se reduzca la presencia de las moscas.

4. Trampa de vinagre de manzana

El vinagre de manzana es muy conocido por sus efectos anti-moscas. Su uso no es muy popular, ya que el olor que desprende no es muy agradable para el olfato humano, pero, por el contrario, si para las moscas. Para fabricar fácilmente una trampa con este ingrediente basta con cortar la parte superior de una botella de plástico, poner unos tres o cuatro dedos de vinagre de manzana dentro y luego colocar el cuello de la botella hacia abajo, simulando un embudo. Una vez preparado, solamente habrá que colocarlo donde más presencia de moscas haya e irán directas hacia el vinagre. Si no se dispone de vinagre de manzana se pueden utilizar otros alimentos, como el plátano, las golosinas o restos de refrescos azucarados.

5. Vinagre, detergente y canela

Ya hemos mencionado anteriormente el vinagre, pero si no te ha funcionado porque las moscas de tu casa son muy persistentes, aquí te ofrecemos otra alternativa que también contiene este ingrediente. Para esta opción, necesitamos, en primer lugar, un pulverizador típico de los que usamos también para refrescarnos en verano en el que mezclaremos medio litro de vinagre, diez gotas de detergente, una rama de canela (o una cucharada si es en polvo) y un chorro de agua. Una vez realizado, solo queda echarlo por los distintos rincones de nuestra casa y repetir esta misma acción si vuelven a aparecer.

Esta alternativa se puede complementar humedeciendo un paño con vinagre y repasando con él aquellos sitios y recovecos del hogar donde se suelen posar las moscas, tales como puertas o ventanas.

6. Vodka

El olor de esta bebida alcohólica supuestamente es muy desagradable para estos insectos, lo que hará que instantáneamente estos huyan. Para desarrollarlo únicamente habrá que ponerse un poco de vodka en ciertas partes del cuerpo, como las muñecas y los tobillos, para que las moscas no se acerquen a ti.  

7. Mantener limpieza

Un requisito fundamental, y que complementa a todos los demás, para no atraer a las moscas es mantener la limpieza. A las moscas les atrae la suciedad y la basura, por eso limpiar cuidadosamente la suciedad y evitar tener deshechos de basura o agua estancada es primordial para no atraer a los insectos. Otra buena medida es tener el cubo de basura tapado, para que los olores y la suciedad no actúen como un imán para los bichos.

Consejo

Una vez explicado cada remedio es importante destacar que estos no tienen la misma efectividad que los productos químicos que se pueden comprar. Lo ideal es que se combinen varios remedios caseros y mantener siempre la limpieza. Por ejemplo, se puede colocar una trampa de vinagre en el porche y una planta aromática en la entrada de la casa.

Otras opciones para acabar con las moscas y todo tipo de insectos

 

Matamoscas tradicional, adhesivos atrapamoscas, raqueta eléctrica y lámpara anti-insectos, cuatro métodos económicos para acabar con las moscas y todo tipo de insectos

 

Si no consigues acabar con este molesto insecto con los remedios caseros que te hemos propuesto, siempre está el clásico matamoscas o los adhesivos atrapamoscas, que valen también para mosquitos, polillas y, en general, contra los insectos voladores. Estos dos métodos son muy económicos pero si quieres invertir un poco más de dinero, está la raqueta eléctrica antimoscas. que combate también arañas o mosquitos o una lámpara anti-insectos con dos bombillas ultravioletas de alta intensidad de 10 vatios, libre de pesticidas químicos y olores, con diseño ultraplano y, lo más importante, muy eficaz.