Hasta ahora se han publicado ya docenas y docenas de libros de toda clase sobre el maldito procés. Crónicas más o menos neutrales, rigurosas y veraces de lo sucedido, ensayos históricos y/o políticos, relatos con aportaciones de parte de algunos de los protagonistas de estos acontecimientos, alguna que otra ficción… Son muchos, en realidad muchísimos, los libros publicados sobre el procés. Uno de los mejores, a mi particular manera de ver estas cosas, es la crónica lúcida, entre irónica y sarcástica, escrita por el periodista del Diari de Girona Albert Soler Bufí, un libro titulado Estàvem cansats de viure bé, publicado por Luis Campo Vidal en Sagesse hace solo unas pocas semanas en su versión original en catalán, y que acaba de ser editado ahora también en castellano con el título de Cansados de vivir bien.

Se trata de una amplia recopilación de artículos publicados por Albert Soler Bufí sobre el procés durante los últimos tres años, entre finales de 2016 casi hasta ahora mismo, hasta octubre de 2019, en el ya citado Diari de Girona. Convencido de que el verdadero periodismo siempre debe tener un contenido crítico, de denuncia y provocación del poder, Albert Soler Bufí ha sabido encontrar el tono adecuado para dejar al desnudo, para poner al descubierto toda la sinrazón existente en todo este “procés”. Con el arma imbatible del humor inteligente, articula todo un relato contrapuesto al oficial, al que desmonta con argumentos tan razonables como contundentes, a menudo con ironía, en muchas otras ocasiones con un sarcasmo demoledor que llega a ser vitriólico en no pocos casos.

La tesis de fondo del libro de Albert Soler Bufí está expuesta en el mismo título: Estábamos cansados de vivir bien, o Cansados de vivir bien. Se trata de una crónica que repasa gran parte del procés desde la ciudad de Girona, en la que vive y trabaja desde siempre el autor, que fue redactor del diario El Punt, ahora El Punt-Avui, donde coincidió con Carles Puigdemont, de escaso éxito como periodista pero de meteórica carrera política, ya que fue alcalde de Girona, diputado autonómico y, por azares de la vida que nadie se explica, llegó incluso a ser presidente de la Generalitat, un cargo que pretende ejercer aún en su impresionante residencia en Bélgica, en la Casa de la República, en el pequeño municipio de Waterloo, muy cerca de Bruselas.

“¿Cómo ha llegado Cataluña a la situación actual?”, se pregunta Albert Soler en su libro. La respuesta que da a su pregunta retórica es muy clara: “Lo que vemos son una serie de actos ridículos llevados a cabo por unos personajes de ópera bufa, que no han conseguido otra cosa que divertir a quien se los mira con el escepticismo con el que se los tendrían que mirar todos los periodistas”.  Porque, al fin y a la postre, lo que hace Albert Soler Bufí con sus crónicas ahora recopiladas en este libro no es más que demostrar que todo el “procés” no es más que la expresión de la hábil y al mismo tiempo inútil utilización del descontento de gran parte de la clase media catalana al servicio de una causa que, como es y ha sido siempre la separatista, no cuenta con el necesario apoyo mayoritario en la ciudadanía catalana.

Cansados de vivir bien expresa asimismo el sinsentido de una “revuelta de las sonrisas” encabezada por dirigentes políticos y sociales “cansados de vivir bien”, necesitados de mantener planteado un conflicto con un supuesto enemigo exterior, “España” o “el Estado español”, al modo de un espantajo al que culpabilizan de todos los males sufridos por los ciudadanos de Cataluña en el pasado, el presente e incluso el futuro si no se llega a la soñada e imposible independencia. 

En la multitudinaria presentación de Estàvem cansats de viure bé en la ciudad de Barcelona, el director del Diari de Girona Jordi Xargayó, afirmó que “en Cataluña ahora cuesta ejercer la libertad de expresión” y criticó que “desde hace muchos años, el poder dominante, se diga independentismo o nacionalismo, ha intentado limitar, controlar y condicionar a los medios de comunicación”, para acabar señalando que “esto no es casual: en Cataluña todo está planificado, nada es espontáneo”.

Lo que no estaba planificado y, por contra, sí es espontáneo, es el merecido gran éxito de público de este libro de Albert Soler Bufí, disponible desde ahora también en su versión en castellano. Un libro valiente y lúcido, atrevido, nada convencional, inteligente y que sabe ofrecer al lector una visión sarcástica de un “procés” tan lamentable como este.