La empresa alemana Volkswagen continúa dando pasos para tratar de paliar, en lo posible, el escándalo de la manipulación de los niveles de contaminación de algunos de sus modelos más conocidos. Si en los primeros días de esta crisis se habló de que tan solo afectaba el 'timo' a vehículos vendidos en EEUU, país donde se destapó todo, a medida que pasa el tiempo se comprueba que se trata de un fraude a nivel global.

En España, si esta semana el ministro de Industria, José Manuel Soria, por fin tomaba cartas en el asunto aunque con retraso con respecto a otros gobiernos europeos, y tras anunciar el bloqueo de la salida al mercado de miles de coches, la propia marca ha puesto en marcha un teléfono de información.

Teléfono colapsado
El 900 180 361, de carácter gratuito, ha recibido tal aluvión de llamadas que permanece colapsado desde esta mañana. Este número de teléfono ha sido habilitado por la multinacional germana para atender las dudas de los miles de posibles afectados por el conocido fraude.

Que los afectados por este asunto son muchos queda demostrado por la medida adoptada por Volkswagen ante la imposibilidad de hacer frente a todas las dudas telefónicas, y que ha consistido en la puesta en marcha de una página específica en su web en la que invitan a los usuarios a comprobar si los motores de sus coches están afectados.

Miles de afectados
La decisión de la empresa alemana, a pesar del oscurantismo inicial a la hora de reconocer que otros países estaban afectados al margen de EEUU, está relacionada con el anuncio que realizó este mismo jueves. Ese día, Volkswagen hizo pública la cifra de alrededor de 684.000 vehículos vendidos en España con el ya famoso software mentiroso. La compañía, como era de esperar, también señaló que cualquier revisión o cambio que sea necesario hacer en dichos coches no supondrán gasto alguno para sus propietarios.

Denuncia de afectados
A pesar de estas acciones, parece que los problemas derivados de este asunto no han hecho más que comenzar para la hasta ahora reputada marca germana. En nuestro país, algunas organizaciones de consumidores y usuarios han indicado que emprenderán acciones legales contra la multinacional. Una de ellas es Facua, que ha iniciado una campaña para animar a los afectados a que se sumen a la plataforma creada para iniciar acciones para lo cual ha ideado incluso un hashtag al efecto #afectadosvolkswagen.