El escándalo que sacude a Volkswagen, tras destapar la agencia medioambiental norteamericana que había trucado motores diesel para cumplir con la normativa de gases contaminantes, puede afectar también a la planta de SEAT en Cataluña, dado que se investigará si coches fabricados aquí también fueron manipulados. Tras el escándalo, la multinacional alemana cifró en 11 millones los coches con motor diesel trucados vendidos en todo el mundo, de los que puede que alguno se haya vendido en España. Una vez más, el Gobierno primero se puso de lado ante un asunto polémico y después envió una carta pidiendo información.



Industria pide información por carta
El ministro de Industria, José Manuel Soria, declaró el pasado martes que este escándalo era solo un problema de Alemania, porque es donde se homologan los vehículos que se comercializan bajo la marca Volkswagen. "No hemos tenido ninguna noticia de problemas en esta homologación", dijo cuando fue sobre el caso. Pero este miércoles, en 24 horas, cambió de opinión y el Ministerio ha anunciado que ha pedido a la multinacional "información en términos concretos sobre cuántos vehículos de los 11 millones afectados han podido ser vendidos en el mercado español". Además, se ha creado un grupo de trabajo para seguir esta crisis.

Las homologaciones de Seat las da Industria
Rectificación en toda regla, además de enmendar unas declaraciones erróneas del ministro, porque no es cierta su afirmación de que todas las homologaciones y certificaciones de los vehículos  de la multinacional se hagan en Alemania. "Las homologaciones de una de las marcas del grupo, la marca Seat, han sido concedidas por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo como autoridad nacional", reconoce el departamento de Soria. Por ello, considera "necesario conocer detalles claros, precisos y concretos del problema".

El ministro declaró que la petición de información "a la mayor brevedad" se la ha trasladado al vicepresidente mundial de Volkswagen, Francisco Javier García Sanz, en una conversación telefónica y a través de una carta. Además, el ministro también ha pedido una reunión urgente de los 28 con la comisaria europea de Mercado Interior, Elzbieta Bienkowska.