La situación es muy seria. Y se resume así: después de echar toda la culpa al Gobierno Zapatero, la mayoría de ciudadanos, clase empresarial y política pensaban que cambiando de Gobierno se cambiaba la realidad. Y los hechos han demostrado que era falso, sobre todo porque los primeros cien días de Gobierno de Rajoy han sido una absoluta decepción para Bruselas, el FMI y los mercados.

Lo hemos explicado anteriormente en ELPLURAL.COM, la decisión “política” de retrasar los Presupuestos Generales del Estado hasta después de las andaluzas y de no tomar medidas drásticas hasta que éstas pasaran, es un error que pagaremos muy caro. Pero ha habido dos errores más del Gobierno Rajoy que nos costarán miles de millones de euros: permitir que los ayuntamientos y las Comunidades Autónomas accedan a financiación extra y retar a Bruselas con el incumplimiento del objetivo de déficit, fijándolo unilateralmente en el 5,8 del PIB para luego tener que aceptar el 5,4 de Bruselas.

Falta de seriedad
La estrategia política era clara, se trataba de salir diciendo que el déficit dejado por el Gobierno anterior era mayor del dicho, por tanto Zapatero era un mentiroso. A día de hoy Bruselas sigue sin creerse del todo que el déficit del año pasado sea del 8% y creen que se trata de una estrategia política para justificarse ante los ciudadanos españoles. Como estrategia política puede funcionar, aunque solo a corto plazo, como estrategia económica ha sido un disparate. Si España oculta sus números reales no es creíble ni fiable. ¿Por qué han de creer los mercados al actual Gobierno cuando retrasó los Presupuestos por unas elecciones regionales, luego presentó un documento presupuestario cuyos datos no se cree nadie y para remedarlos una semana después se saca de la manga un tijeretazo en Sanidad y en Educación?. No cabe mayor improvisación. Y si a todo eso le sumamos las declaraciones contradictorias entre miembros del propio  Gobierno y también con los representantes del PP, todo un galimatías.

Ni proyecto ni hoja de ruta
Rajoy y sus ministros  repiten una y otra vez que tienen proyecto y una hoja de ruta. Bien, pues la pregunta es sencilla: ¿Dónde está?, ¿Cuál es el calendario de esa hoja de ruta?. No existe, porque de la misma manera que todo el mundo pensó que el PP tenía ya los Presupuestos Generales del Estado y un plan anticrisis hecho antes de las elecciones generales –dado que todo el mundo sabía que iban a ganar- y no habían hecho nada, ahora tampoco tienen nada diseñado porque “hay que ir plantando cara a los acontecimientos. ¿Y eso no es improvisar?.

De Guindos de gira en Francia y Alemania
El Ministro de Economía ha iniciado una mini gira por Francia y Alemania para reunirse con inversores privados y verse también con el Presidente del Banco Central Europeo. Quiere convencerles de las bondades de las reformas emprendidas, entre otras cosas porque esta semana el Tesoro tiene que sacar dos emisiones de deuda pública española y no nos podemos permitir pagar un 6% de interés. Pero el objetivo fundamental de la gira es, según ha podido saber ELPLURAL.COM, convencer al Presidente del BCE, Mario Draghui, de que vuelva a comprar deuda española, la única medida antiincendios que tenemos ahora mismo, pero cuyo funcionamiento depende de Alemania.

Mañana martes España pondrá a la venta letras a 12 y 18 meses, pero más importante será la subasta del jueves, cuando emitirá bonos y obligaciones con vencimientos a dos y diez años. Esta última será el indicador que tienen los inversores en la recuperación de la economía española a medio y largo plazo.

Pero De Guindos, públicamente, echa balones fuera y afirma sin empacho alguno que los ataques a nuestro país se deben a las dudas sobre el euro. Un economista como él sabe que la pregunta es ¿Por qué los inversores dudan del euro?, pues entre otras razones por la situación económica de España y la falta de acción de su Gobierno. Ahora resulta que nadie duda de España, todos dudan del Euro. Un economista serio como él no debería decir semejantes titulares.

En todo caso, si todo fuera culpa del euro, ¿cómo explica el ministro que 19 de los 35 valores del IBEX coticen por debajo de su valor contable?. La bolsa está en la peor situación de los últimos tres años y valores tan potentes como BBVA, Bankia, Banco Popular, Bankinter, el Santander, Repsol, Gas Natural, Endesa, Iberdrola, Abengoa o Acciona han caído un 50% o más respecto a la media de los cinco últimos años. Es decir, valen la mitad. Y hay una veintena de valores cuyas acciones valen 50 céntimos o menos.