Despliegue al más puro nivel de una gala de Hollywood para entregar los Premios PlayStation que Sony Interactive Entertainment España concedió este martes a los pequeños estudios nacionales que empiezan a despuntar en una industria cada vez más gigante.

Magia, música y mucha participación del público marcaron la gala celebrada en los madrileños cines Callao, donde el ilusionista Jorge Luengo puso en apuros tanto a los presentadores como a los premiados, incluso haciendo a uno de ellos andar sobre una manta de botellas rotas.

Apoyo a la industria española

Todos los discursos de la gala estuvieron marcados por la intención común de incentivar el trabajo de los pequeños estudios españoles, cuyo esfuerzo puso en valor Liliana Laporte, directora general de SIE España, destacando “su innovación, creatividad, talento y visión de conjunto del equipo, cualidades que siempre buscamos en cada nuevo título”.

Del mismo modo, el ganador de la pasada edición David García, del estudio Pixel Cream, quiso animar tanto a premiados como a finalistas a que continuasen trabajando y que no se desanimasen, aunque venga momentos muy difíciles en los que parezca que seguir es imposible.

Misma opinión se escuchó en el primer discurso de la noche, el del bicampeón de patinaje sobre hielo, Javier Fernández, que quiso animar a los finalistas de esta edición que se fueron con las manos vacías para que no flaqueasen en un empeño y siguieran intentándolo de nuevo.

Los discursos de los premiados también pusieron en valor los proyectos de PlayStation a través de su programa Talents para apoyar, al más puro estilo aceleradora de stur-tups, a estos pequeños estudios que están empezando pero que ya apuntan maneras en la industria del videojuego española.

El ganador de la noche

En el plano de los premios, el triunfador de la noche fue Intruders: Hide and Seek, del estudio madrileño Tessera Studios, el cual se llevó tanto el premio a mejor videojuego de 2016 como el que entrega la prensa especializada.

Intruders: Hide and Seek es un juego de sigilo en primera persona pensado para jugar con la realidad virtual de PlayStation VR y que verá la luz el próximo año. Los jugadores se pondrán en la piel de Ben, un niño de 13 años que ve cómo su familia es secuestrada por unos perturbados. Su misión consistirá en moverse inadvertidamente por la casa, evitando a los enemigos con el fin de rescatar a su familia.

En las otras categorías, el periodista Quique Peinado entregó el premio al Juego Más Innovador, que recayó en el título Steamforce, del estudio 3Bones. Shahid Ahmad, desarrollador y mentor de los equipos del programa de desarrollo local de la compañía PlayStation Talents, entregó el galardón al Juego con el Mejor Arte, que fue para el proyecto Khara, del estudio DNA Softworks.

El premio al mejor juego de plataformas fue para Dynasty Feud, de Kaia Studios y el de Mejor Juego Infantil recayó en el estudio Wild Sphere por su proyecto, Timothy VS The Aliens.

Noche con concierto incluido

La entretenida noche tuvo un final muy especial con la actuación en directo de Miguel de Páramo con su espectáculo Music Has No Limits (MHNL) con el que todo el público se puso en pie a ritmo de grandes temas de Michael Jackson, U2, Laurent Garnier, Queen, Avicii, Barbra Streisand, The White Stripes, Guns N’Roses o The Police.

Tras el concierto, todos los asistentes pudieron felicitar a los premiados, charlar con ellos y conocer de primera mano estos nuevos videojuegos made in Spain que, sin duda, van a marcar el futuro de esta industria en nuestro país.