Si se pensaba que el mercado inmobiliario no podía caer más de lo que cayó en 2012 los datos demuestran los contrario, la compra-venta de vivienda sigue con un descenso imparable que en el segundo trimestre de este año fue de un 4,2% respecto al mismo período del año anterior, según datos del Ministerio de Fomento. Dentro de este panorama desolador, solo hay un dato positivo, el de las compras realizadas por extranjeros que crecieron un 28% en el segundo trimestre de este año respecto al mismo período de 2012. El descenso de los precios, que según los expertos seguirá, ha animado a los compradores foráneos.

Gangas en la costa
De abril a junio de este año ciudadanos extranjeros firmaron 13.632 operaciones de compra de vivienda en España y por provincias son Alicante, con 3543 compras, Málaga, con 1.771, Barcelona con 1.008, Tenerife con 991 y Girona con 767, las que encabezan el ranking. Se da la circunstancia además de que el comprador extranjero busca vivienda de calidad o de lujo aprovechando la bajada de precios, es decir, buscan mansiones a precio de ganga porque según las estadísticas se interesan por inmuebles de precio superior a la media, más difíciles de vender ahora y en los que la bajada de precios es acusada.

Los rusos los más interesados
Los datos demuestran un claro incremento de compradores rusos. El turista ruso de alto poder adquisitivo viaja cada vez más a España atraído, no solo por el clima, sino porque es gran amante de lujo y nuestro país está a pocas horas de avión. Es más, según los datos de lo que va de año la presencia de ciudadanos rusos en nuestro país crece significativamente, han adelantado a los alemanes como compradores más activos y ocupan ya el tercer puesto en la lista de compradores foráneos, que sigue encabezada por británicos siendo el segundo lugar para los franceses.
Cabe destacar que el repunte de ventas de viviendas a extranjeros se ha producido antes de la entrada en vigor de la Ley aprobada por el PP por la que se dará la residencia a aquellos ciudadanos extranjeros que compren una vivienda de más de medio millón de euros. La medida está en trámite en el Senado.

Los españoles sin comprar
La compra venta de vivienda entre españoles cayó un 9% y solo se firmaron 67.000 operaciones en tres meses, una cantidad ínfima si se tiene en cuenta que en este país se llegaron a vender entre 300.000 y 400.000 viviendas al trimestre. Hace ya seis años del pinchazo de la burbuja inmobiliaria y el sector sigue sin recuperarse, no solo eso sino que sigue cayendo mientras los inversores y analistas insisten que en España el precio de la vivienda tiene que bajar aún un 20% más.