La compañía automovilística española Seat cerró el ejercicio 2018 con un beneficio después de impuestos de 294 millones de euros, lo que supone un 4,6% más que en 2017 y el mejor resultado de su historia.

El presidente de la compañía, Luca de Meo, ha asegurado este miércoles en rueda de prensa que 2018 fue el mejor año de su historia y el tercero consecutivo con beneficios récord: "Está sucediendo algo especial en Seat".

El volumen de negocio de la compañía con sede en Martorell (Barcelona) ascendió a 9.991 millones de euros, un 4,6% más que el año anterior y un 33% respecto a 2014, cuando facturó un total de 7.479 millones.

Producto

También ha registrado su mayor cifra de ingresos, en el que ha sido su sexto año consecutivo con un aumento de ventas, al registrar unas entregas mundiales de 517.600 unidades, un 10,5% más respecto al año anterior y la mejor cifra desde 1950.

En cuanto al beneficio operativo, la compañía ganó 223 millones de euros, lo que supone casi el doble (93,2%) del registrado en 2017, que fue de 116 millones, algo que Luca de Meo ha atribuido a la comercialización de productos con un mayor margen de contribución.

"Uno de cada tres Seat fue un todocamino, mientras hace tres años no teníamos ninguno. Por primera vez tenemos productos frescos y buenos", ha aseverado sobre 2018, año en que la compañía ha empezado a fabricar el Audi A1 en Martorell y se inició la producción del Tarraco en Wolfsburg (Alemania).

Relacionado Telefónica y Seat mostrarán en el MWC el coche conectado con 5G

Más inversión

 Por su parte, el vicepresidente de Finanzas, TI y Organización, Holger Kintscher, ha destacado que ha sido "otro año de récords" gracias al esfuerzo en renovación y ampliación de su cartera de productos. "Nuestro margen de beneficio ha llegado a un nuevo récord, para poder materializar todos estos logros hemos tenido que efectuar las inversiones en I+D más grandes de toda nuestra historia", ha aseverado.

La compañía destinó 1.223 millones de euros a inversiones y gastos en Investigación y Desarrollo (I+D), lo que supone un 27,1% más respecto a 2017, mientras que, de ese volumen, 656 millones fueron íntegramente a I+D, un 41,4% más que en el año anterior.

Plan de internacionalización

Seat, que exportó en 2018 el 80% de su volumen de negocio, tiene como objetivo crecer en el norte de África; Latinoamérica, con el inicio de su actividad en Chile a partir del segundo semestre y el refuerzo de su posición en Colombia.

Además, la compañía se está preparando para entrar en China, donde forma parte de la 'joint venture' JAC Volkswagen: "El mandato que tenemos es desarrollar una gama puramente eléctrica de coches, una marca progresista que se dedicará a la nueva generación de consumidores chinos", ha aseverado de Meo.

El presidente de Seat ha afirmado que tienen la confianza para "plantar cara tranquilamente al futuro", que pasará por hacer frente a la desaceleración de los mercados y por aumentar su presupuesto en desarrollo.

 "Para muchos, este periodo será un terreno duro de pruebas que superar, habrá que aumentar la productividad, generar margen y mantener un estructura de costes muy austera, algo que ya hicimos durante la crisis", ha añadido.

Relacionado

Estabilidad

En este sentido, ha declarado sentir optimismo por la situación en que se encuentra la marca, por el hecho de formar parte del Grupo Volkswagen y por su papel creciente dentro del consorcio como marca juvenil y emotiva: "Nos hemos ganado una gran confianza".

Preguntado por la estabilidad de los empleos en Martorell, De Meo ha puesto en valor la contratación de 1.500 personas en los últimos tres años: "Estamos convencidos de que podremos mantener la plantilla estable".

Además, ha explicado que el próximo convenio laboral se va a basar en dos cosas: en el aumento de la productividad y en la recualificación de los empleados para proteger los puestos de trabajo.