Mariano Rajoy firma contra la subida del IVA junto a Esperanza Aguirre.



Hay medios de comunicación que siempre defenderán y elogiará a Rajoy por puro compromiso ideológico, como el ABC o La Razón, y hay otros como El País cuyo viraje ideológico y peloteo permanente a la Moncloa -especialmente en la sección de economía- solo se explican por un interés económico. El presidente de Gobierno anunció ayer en un  foro de Expansión que adelanta la segunda rebaja del IRPF prometida a este mismo mes en vez de esperar al 1 de enero de 2016, una rebaja que supondrá de media una inyección de 15 euros en quienes tienen nómina. La presión fiscal del IRPF se quedará en el 11,4% frente al 11,9% que dejó Zapatero tras su subida de impuestos en 2010. Excusa perfecta para que algunos medios titulen con la obsesión de Rajoy: menos que Zapatero. ¿Y para esto ha gobernado el PP cuatro años? ¿Para dejar el paro y el IRPF como lo dejó Zapatero? ¿No decían que lo que dejó Zapatero era muy malo? Ahora algunos dicen en sus portadas que es estupendo.

No maquilla la mayor subida de impuestos de la Democracia
La subida de impuestos del PP en esta Legislatura ha sido la mayor de toda la Democracia y con ella el Gobierno sacó de los bolsillos de los españoles 16.273 millones de euros cada año. Ahora Rajoy deja el IRPF prácticamente igual que el que encontró, pero con el subidón del IVA hacienda ingresa 9.389 millones más, 2.298 por sociedades, 2.2019 millones de euros por impuestos especiales y 2.298 por otros tributos de nueva creación, como los energéticos, el de los premiso de la lotería o por la venta de viviendas de más de 20 años de antigüedad.

Y la mentira del IVA y de la subida por un año
Pero además está la mentira, una mentira permanente y que no se puede ocultar. Mariano Rajoy prometió en campaña electoral que bajaría los impuestos, no sólo eso sino que junto a Esperanza Aguirre puso 'mesas petitorias' por toda España para recoger firmas contra la subida del IVA. Zapatero se vio obligado a subir el IVA en 2010 e hizo lo siguiente, mantuvo el súper reducido en el 4%, subió el reducido del 7 al 8% y el general del 16 al 18%. Rajoy sabía cómo estaba la economía española y aún así hizo campaña contra la subida del IVA. En 2012, pocos meses después de ganar las elecciones, subió el IVA general del 18% al 21% y el reducido del 8 al 10%. Pero además se sacaron productos de la lista del súper reducido y del reducido, por lo que el impacto de la subida fue brutal.

La Vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría afirmó que la subida de impuestos era "temporal y extraordinaria", que solo se mantendría durante un año por culpa de la 'herencia recibida'. Jamás se ha mentido tanto desde la mesa de portavoz del Gobierno. La subida de impuestos se mantuvo en 2012, en 2013, en 2014 y en 2015, puesto que solo se baja  el IRP...para dejarlo como se lo encontraron.

La vivienda, la cultura, los pañales, las chuches, la hostelería...
El Gobierno de Rajoy no solo subió los impuestos de forma brutal, si no que se cargó la desgravación fiscal por la compra de vivienda que se comprometió a mantener, creó 7 nuevos impuestos especiales energéticos y sacó de la categoría de 'desgravables' multitud de criterios. La presión fiscal, que es lo que de verdad se paga sobre lo que se gana, del IRPF alcanzó el 13% en el año 2014, el porcentaje más alto de la historia. Los datos son incontestables y un español que gana de media 22.000 euros anuales trabaja 180 días enteros para Montoro.