Sin ninguna duda un alquiler es una opción más asequible a corto plazo que firmar una hipoteca, además de tener un número menor de riesgos. Sin embargo, en el mercado inmobiliario actual confluyen dos factores, de forma inusual, que provocan que las cuotas de las nuevas hipotecas sean considerablemente más económicas que las de un alquiler. El comparador HelpMyCash.com ha elaborado una calculadora gratuita para ayudarte a decidir qué opción te interesa más, alquilar o comprar, según tu perfil económico.

Una hipoteca media puede tener una cuota 244 euros más barata que un alquiler medio

El precio medio del m2 de la vivienda libre en España, durante el primer trimestre de 2016, es de 1.492,40 euros. De modo que una vivienda de 100 m2 adquiriría un valor aproximado de 149.240 euros.

Pagar mes a mes una hipoteca para una vivienda con este importe generaría unas cuotas bastante asequibles a día de hoy. El interés medio de las nuevas hipotecas de abril, según el Banco de España (incluyendo tipo fijo y variable) es del 2,09. Por lo que una hipoteca, con este interés, con una financiación del 80 % y un plazo de 30 años,  tendría una cuota de 446,69 euros al mes.

Respecto al alquiler, según el comparador Fotocasa, el precio del m2 para alquiler de vivienda en España es de 7,13 euros. Por lo tanto un inmueble de 100 m2 tiene una cuota mensual de 713 euros.

En comparación con la compra a través de una hipoteca, las cuotas del alquiler son 244 euros al mes más caras y 2.928 euros al año de media en España.

Sin embargo, esta diferencia puede ser superior si compramos una vivienda así con una de las hipotecas más económicas del mercado: la Hipoteca Santander. Ya que el Santander ofrece un interés fijo del 1,75 % los dos primeros años y de euríbor + 0,99 % a partir del tercer año, por lo que en este ejemplo resultaría una cuota de 426 euros los primeros dos años y de 386 euros después, una diferencia respecto al alquiler de hasta 327 euros menos.

En Barcelona y Madrid las diferencias se estiran

Alquilar una vivienda de 100 m2 en Madrid tiene un coste medio de 1.128 euros, mientras que el valor de una vivienda de esta magnitud alcanza un precio de venta de 253.360 euros. De esta forma con una hipoteca con financiación del 80 % a 30 años y un interés del 2,09 %, tiene una cuota mensual de 758,33 euros. Esto supone una diferencia de 370 euros al mes en la cuota a favor de la hipoteca.

En la Ciudad Condal, el alquiler de una vivienda de 100 m2 tiene un valor medio de 1.299 euros. El precio medio de una vivienda de estas características ronda los 259.450 euros, por lo que una hipoteca media, como en los ejemplos anteriores, generaría cuotas de 776,56 euros. Lo que supone una diferencia de 522 euros al mes.

¿Es el mejor momento para comprar una vivienda?

Sin duda alguna, es un gran momento para comprar una vivienda, por dos motivos: el precio de la vivienda es bajo y los bancos conceden hipotecas con intereses muy competitivos.

El problema es que acceder a la financiación no es tan sencillo como alquilar un piso, y aunque una hipoteca tenga cuotas, a día de hoy, más accesibles, en realidad conlleva una serie de gastos.

Los gastos de formalización de la hipoteca pueden ascender hasta el 15 % del valor del inmueble, entre ellos se incluyen gestoría, notaría, tasación, registro, impuestos y posible comisión de apertura. Aunque es cierto que este último coste podemos ahorrárnoslo contratando una hipoteca sin comisiones como la Hipoteca Naranja de ING Direct.

Pero además de estos gastos, los bancos exigen contratar una serie de productos vinculados a cambio de un interés más bajo. Por lo que la contratación de seguros de vida y hogar, así como un plan de pensiones acaba elevando el importe del préstamo hipotecario. Sin embargo, existen opciones en el mercado como el préstamo hipotecario a tipo fijo de Hipotecas.com que no exigen vinculación y tampoco comisiones.

Alquilar está libre de todo este tipo de costes y ataduras, pero si una familia está planteándose comprar una vivienda y cumple con los requisitos de solvencia exigidos por la banca, 2016 es el año perfecto para firmar una hipoteca para comprar una vivienda.