El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ha reunido este martes a los suyos en la reunión de la Junta Directiva Nacional del partido, una convocatoria diseñada para apretar las filas después de que los malos resultados en Andalucía hicieran sonar todas las alarmas y evidenciaran las fracturas internas. Rajoy ha vuelto a aleccionar a los suyos sobre la estrategia que está siguiendo el partido en los últimos meses, centrarse en el discurso económico. Así, el presidente ha instado a los suyos a presentar el voto al PP como el de la recuperación, insistiendo en que muchos datos lo confirman y ya no solo en la macroeconomía sino en "la vida real".

Más preocupados por el paro y la corrupción
Pero la percepción de la calle y el discurso de Rajoy siguen caminos opuestos, y así lo ha confirmado el CIS apenas unas horas después de que el presidente concluyera su intervención. La última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas, elaborada entre el 2 y 10 de marzo, advierte de que la preocupación de los ciudadanos por el paro y la corrupción volvió a incrementarse ligeramente: el desempleo es el principal problema para un 80,3 por ciento -78,6 en febrero- seguido de la corrupción, con un 50,8 (48,5 hace un mes). El barómetro sitúa como tercera preocupación de los españoles los problemas de índole económica, con un 24,9 por ciento, y ya en cuarto lugar, los políticos y los partidos, con un 20 por ciento.

Sanidad, educación, recortes...
En el ránking de preocupaciones, el quinto puesto lo ocupa la sanidad, que baja tres décimas respecto a febrero y es mencionada por un 11,8 por ciento, seguida de los problemas de índole social, con un 10,4, una décima menos también que hace un mes. La educación, con un 9,2 por ciento (9,5 el mes pasado), los "recortes", con un 3,9 y los problemas relacionados con la calidad del empleo, con un 3,4 frente al 3,9 de febrero, son las siguientes preocupaciones más importantes para los ciudadanos. Por último, y como novedad, aparecen en el puesto noveno los problemas relacionados con la juventud, con un 2,7 por ciento, y empatados en el décimo lugar de la lista se sitúan, los desahucios, el Gobierno y partidos políticos concretos y la crisis de valores, que son mencionados todos ellos por un 2,4 por ciento de los encuestados.

La mayoría cree que la economía seguirá "igual"
Al igual que en la anterior encuesta, se mantiene el pesimismo de los ciudadanos ante la situación económica, y es que un 74,1 por ciento la sigue calificando de "mala o muy mala", aunque el dato es ligeramente mejor que el mes anterior cuando esa respuesta llegó hasta el 75,6%. De hecho, sólo un 2,5 dice que la situación de la economía española es "buena o muy buena" -idéntico porcentaje que en el barómetro de febrero- y un 23 por ciento la ve "regular". Con la vista puesta en el futuro, crece el porcentaje de los que creen que la situación irá a mejor en un año -29,4 frente al 28 de febrero- y bajan los que consideran que empeorará -13,4-, un punto menos que en el anterior sondeo. Pero la mayoría opina que la situación seguirá "igual" que hasta ahora, con un 43,5 por ciento, frente al 42,7 de febrero.

Los parados ven "poco o nada probable" la contratación
Unos datos que coinciden también cuando a los españoles se les pregunta por su situación económica personal. Así, un 33 por ciento la califica como "buena o muy buena" frente al 20,8 que la ve como "mala o muy mala", y un 45,7 como "regular". A futuro, un 20,9 creen que su situación mejorará y un 7,3 que irá a peor. La gran mayoría -61,1- opinan que seguirá como hasta ahora. A ello se suma que la inmensa mayoría de los españoles -80,7- consideran "nada o poco probable" perder su empleo en el próximo año, en comparación con el 12,1 que lo ven "muy o bastante probable". En cuanto a los parados, son más los que ven "poco o nada probable" encontrar un empleo en los próximos doce meses -57,4- que quienes creen "muy o bastante probable" ser contratados, un 32,4 por ciento de los encuestados.