La exministra de Fomento y actual presidenta del Congreso, Ana Pastor, negó reiteradamente que el Estado fuera a asumir el coste de la quiebra de las autopistas de peaje que impulsó José María Aznar durante su Gobierno.

Así lo dijo el 21 de febrero de 2015, entrevistada en el 24 Horas de TVE, tal y como nos recuerda Maldita Hemeroteca. "Con la solución que se plantea para las autopistas el Estado no tiene que poner ni un solo euro", dijo tajante.

El 3 de julio de 2013, entrevistada en Los Desayunos de TVE, dijo que el Gobierno sólo estaba actuando para "aportar soluciones y viabilidad" al problema de las radiales. “Trabajamos para que el sistema de concesión sea viable, se estudian distintas hipótesis, pero no vamos a poner ni un sólo euro a las concesiones”, aseguró tajante.

Cuando ella y De Guindos negociaron con los acreedores una quita del 50% de la deuda pendiente también negó que se fuera a invertir dinero público en el rescate. De haber salido adelante el plan, la empresa pública de autopistas Seittsa habría asumido una deuda de unos 3.500 millones de euros con bancos y constructoras.

El 2 de febrero de 2015 reiteraba que no iba a haber un rescate. "El Gobierno sigue diciendo lo que lleva diciendo año y medio, y es que en un proceso en el que hay autopistas en quiebra, aquí no hay un rescate, nunca lo va a haber, nunca los españoles van a poner un euro para rescatar autopistas", sentenció.

Sin embargo, su sustituto en Fomento, Íñigo de la Serna, reconoció que estaba negociando con la banca el rescate de las radiales, un rescate que nos costará a los contribuyentes unos 5.000 millones de euros.