La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la ministra de Empleo, Fátima Báñez, tras el Consejo de Ministros de este viernes / EFE


Desde el Gobierno del PP ya trataron de defender la reforma laboral ayer cuando se conocieron los datos récord de paro en la EPA de 2012, y este viernes ha sido la propia ministra del ramo la encargada de defender lo indefendible. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha sostenido que transcurrido el primer año de vigencia de la reforma, "mes a mes está siendo una realidad" que cumple con su objetivo de frenar el ritmo de destrucción de empleo.


El Gobierno admite ahora que el marco laboral no crea empleo

En rueda de prensa tras el Consejo de Mininistros, Báñez ha insistido en defender la reforma y ha justicado la reitaración de los malos datos en que no "ninguna reforma laboral" puede crear empleo "en una recesión como ésta", subrayando que 2012 ha sido el segundo año más duro de la crisis. Pero precisamente eso es lo que defendió el PP, que la reforma crearía empleo, mientras que desde la oposición le alertaban una y otra vez que había que incentivar el crecimiento y que los recortes redundarían en la destrucción de puestos de trabajo.


La "honestidad" del PP con este asunto

Según Báñez, el Gobierno dijo "la verdad desde el primer momento", cuando durante la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2012 anticipó que se destruirían 670.000 nuevos empleos el pasado año, aunque finalmente han sido más , 694.000, por lo que habla de que han actuado con "total honestidad para dar un relato de la realidad verdadero". Pero el PP llegá al poder prometiendo espectaculares cifras de creación de empleo. Para cumplir con el anuncio de Gónzalez-Pons, en los próximos dos años se tendrían que crear 4,1 millones de empleos, y 2013 no parece que vaya a ser un buen año tampoco en ese sentido.


¿Empleo de "calidad"?

Ahora Báñez admite que es necesario volver a crecer, y asegura que cuando eso suceda la reforma permitirá "crear empleo" y que este sea "de calidad". Pero no ha explicado como podrá ser de más calidad esos nuevos trabajos cuando la reforma facilita condiciones más precarias y sueldos más bajos. Según su punto de vista, la reforma gubernamental supone 400 despidos menos al día que en los años anteriores de la crisis desde 2008, y ha celebrado que es el primero en el que ha aumentado el empleo autónomo.


Paro juvenil y Plan Prepara

En cuanto al dramático 55% de paro juvenil, la ministra ha defendido que el pasado año se firmaron 82.238 nuevos contratos de emprendedores, de los que la mitad se han suscrito con jóvenes, lo que, en su opinión, pone de manifiesto que esta fórmula "está funcionando". La ministra ha defendido asimismo el real decreto-ley por el que se prorroga el Plan Prepara hasta que el desempleo no baje del 20%, es decir, la ayuda de entre 400 y 450 euros que pueden percibir los parados que hayan agotado su subsidio de desempleo. Ahora esa tasa está en el 26,02% con 5,9 millones de parados, y en cualquier caso la ayuda no se puede percibir más de seis meses.