18:30 horas de la tarde. Es la hora de encender el Árbol de Navidad en la Puerta del Sol. TVE conecta en directo, pero el espectáculo se hace esperar. Con la imagen del árbol apagado, en un plano contrapicado para que no se vea la alfombra de mierda que cubre la capital, la presentadora del Canal 24 Horas ya no sabe qué contar para hacer tiempo y señala que se escuchan silbatos. Quizás creía que eran muestras de jolgorio de los vecinos y pasa a silencio para que escuchemos los abucheos y gritos de “¡Vergüenza!” de los madrileños. El compañero de la presentadora toma raudo la palabra para silenciar el malestar de la capital del Reino y pasar a otro tema.



¿Por qué protestaban? Ni idea, quizás por el retraso de dos minutos en el alumbrado, aunque lo dudo mucho. Es más probable que fuese por la basura que desde hace ocho días inunda nuestras calles, esquinas y aceras. En cualquier caso, otro nuevo fracaso de una ciudad volcada con la promoción activa y pasiva.

Sigue leyendo en el blog de Marcos Paradinas