El ministro de Defensa, Pedro Morenés, no ha tenido reparos en juntar en la misma frase "Fuerzas Armadas" y "proceso soberanista catalán". Lo ha hecho este martes cuando ha 'tranquilizado' a los oyentes de RNE diciendo que "Si todo el mundo cumple con su deber, le aseguro que no hará falta ningún tipo de actuación como la que usted está planteando". Lo que le planteaban era el papel de los Ejércitos en caso de declaración unilateral de independencia en Cataluña.



FF.AA. "absolutamente democráticas".., tantos años después
La repercusión de unos comentarios así, que sitúan a las Fuerzas Armadas como posible agente en la discusión política, no se había producido hasta ahora por parte de ningún miembro del Gobierno, ni por otros políticos. Morenés ha hecho estas declaraciones en medio de un discurso que resulta evidente: "(las Fuerzas Armadas) son absoluta y perfectamente democráticas", ha dicho, antes de rematar que "están sujetas al Estado de Derecho". Una evidencia que hacía mucho que nadie ponía en duda.

Igualmente, el ministro ha remachado que los Ejércitos "tiene establecidas cuáles son sus obligaciones en las leyes y las cumplirán estrictamente". Pero, jugando a un rol de garante de las leyes que nadie le ha dado al ministro, no ha podido evitar sentenciar que "cara uno tiene que cumplir con su deber, las Fuerzas Armadas, los gobernantes y los gobernados".

Suspensión de la Autonomía
En cuanto al artículo 155 de la Constitución, que establece que "si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan.., el Gobierno... con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquella al cumplimiento forzoso...", Morenés ha dicho que él está a favor de "la aplicación de la ley cuando ésta se incumple".

En este aspecto, sí que las palabras de Morenés tienen precedente... E incluso quien le supera. Su compañero de tantas cosas, el ministro de Exteriores, García Margallo, ya dijo hace aproximadamente un año que el Gobierno no descartaba suspender la autonomía catalana, entonces por la posibilidad de la celebración del referéndum del 9 de noviembre que ha dado lugar a este adelanto electoral: "El Gobierno utilizará todos los medios a su alcance, absolutamente todos, incluido todo lo que haya que incluir", dijo.