Que los indecisos de cara a las elecciones catalanas de mañana jugarán un papel no solo importante, sino fundamental, es algo que casi nadie se atreve a poner en duda. Lo han hecho los diferentes partidos que no abogan por la independencia, el CIS y, claro está, también la plataforma Junts pel Sí.

Todo el mundo sabe que ese grupo de electores puede decantar la balanza a uno u otro lado, de ahí que la Assemblea Nacional Catalana (ANC) haya lanzado una especie de campaña informativa en la que se explica, desde la perspectiva de este organismo, en qué consiste el proceso independentista y los asuntos que lo rodean. Se da la circunstancia de que además, millones de trípticos han sido repartidos por toda la comunidad autónoma cuyos destinatarios más lógicos parecen también esas decenas de miles de indecisos que el CIS sitúa por encima del 25% del electorado.

Respuestas
Este último documento, buzoneado por la ANC, bajo el título de “7 respuestas sobre la independencia”, trata de informar sobre la opción soberanista aunque, claro está, partiendo de su consideración como la mejor para Cataluña. Una vez más, los indecisos son los principales destinatarios de esta curiosa carta.

A lo largo de esos siete puntos, se desgrana lo que consideran cuestiones que pueden generar dudas entre la ciudadanía, mencionando desde la continuidad en Europa (que dan por hecha a pesar de las advertencias de los organismos comunitarios), hasta la comparación con naciones que no están plenamente integradas en la Unión. Todo desde un posicionamiento que llama a la independencia sin duda alguna.

Decálogo argumentario
Pero como el botín indeciso es muy preciado para Junts pel Sí y su brazo ANC, cualquier intento de atracción del voto es bienvenido. Además del tríptico mencionado, también se ha sabido y así lo ha publicado El Mundo, que la Assemblea ha lanzado un argumentario con el propósito de convencer a quienes todavía no tienen claro qué van a votar de que la soberanía es lo mejor.

En este sentido, apelan a sus socios para que en las conversaciones con familiares, amigos, etc, introduzcan siempre que puedan las 'bondades' que a su juicio puede conllevar la “República catalana independiente”.

La mejor opción
Precisamente, quieren que se insista en la “viabilidad” de la soberanía, para hacer frente así a las declaraciones realizadas en las últimas semanas por diferentes organismos internacionales.

En total, la ANC se sirve de una veintena de medidas, consejos o acciones con una argumentación sobre la que gira casi todo el conjunto: da por hecho que la independencia se hará efectiva.

Por cierto, una de las materias sobre las que más se insiste es la económica. Evidentemente, los autores del mismo mencionan las presuntas virtudes de la independencia, aludiendo incluso a Volkswagen y, en concreto, a la factoría SEAT de Martorell, una factoría que funcionaría como una especie de parapeto frente a posibles castigos comunitarios, debido a que buena parte de su producción se destina a la exportación.

Eso sí, de las consecuencias negativas (también económicas) de una posible independencia, ni palabra. Faltaría más.