Pablo Iglesias vuelve a dar un golpe sobre la mesa de las negociaciones y presenta lo que, a su juicio, es “la propuesta más elaborada y más desarrollada” hasta el momento.

El líder de Podemos se ha erigido en esta nueva rueda de prensa casi en el candidato elegido por el rey para intentar formar Gobierno, señalando que ha enviado su documento a todos los partidos, incluido a Mariano Rajoy, y también refiriéndose a Pedro Sánchez diciendo que “estaré encantado de recibirle”.

Hasta secretarías de Estado
Si en la anterior propuesta Iglesias daba a Pedro Sánchez hechos los ministerios, esta vez le da hasta las Secretarías de Estado en un Gobierno de coalición que, defiende, “tendría como respaldo el mayor número de votos de la democracia”.

Podemos propone que se cree una Secretaría de Estado de investigación, desarrollo e innovación, otra de infancia y otra contra la violencia machista, así como recuperar el ministerio de Igualdad creada por Zapatero.

También, como ya se adelantó, se propone crear una Secretaría contra la corrupción como “la medida más importante tomada en democracia contra la corrupción”.

Amplia vicepresidencia
Volviendo a postularse como vicepresidente en el Gobierno que propone, Iglesias llena esta cartera de nuevas responsabilidades, además de las que ya tiene, diciendo que debe tener “un marcado carácter social con implicación directa en la lucha contra la corrupción y en la regeneración de las estructuras del Estado”.

El líder de Podemos, pese a los nuevos órganos propuestos, también dice que realizará una reducción drástica de altos cargos y de salarios, incluido el del vicepresidente.

Del mismo modo, también se plantea crear una oficina de derechos humanos, directamente vinculada a la vicepresidencia “encargada de que las medidas de rescate social no se queden en el papel” y se cumplan los tratados internacionales al respecto.

Preguntado por el control que tendría del Centro Nacional de Inteligencia y ante las investigaciones sobre su partido, Iglesias se ha limitado a decir que las cuentas de su partido están totalmente claras y recordando otros casos de injerencia en la justicia como la reunión del ministro Jorge Fernández Díaz con Rodrigo Rato.

Plurinacionalidad y referendum
En el documento presentado por Podemos, uno de los aspectos que más debate levantará es la inclusión de un referéndum para Cataluña, así como la creación del “Ministerio de Plurinacionalidad, Administraciones Públicas y Municipalismo”, que no sería un nuevo ministerio “sino recuperar el de Administraciones Públicas”, según ha señalado Iglesias.

Sobre la consulta a los catalanes, desde Podemos se sigue defendiendo esta vía como la mejor propuesta pero se muestran abierto a dialogar. Iglesias espera que el PSOE reflexione y “entienda” que preguntar a la ciudadanía es la mejor opción frente al inmovilismo que ha marcado el asunto catalán en los últimos años.

Reforma de la Constitución
El líder de Podemos también se ha referido a una posible reforma de la Constitución. Iglesias ve consenso,  menos desde el PP, para blindar los derechos sociales, la independencia de la justicia y acabar con las puertas giratorias.

También ha tenido palabras para las amenazas de bloqueo que han llegado desde el Partido Popular si se llegase a materializar su “gobierno del cambio”. Iglesias apuesta por superarlo para la reforma constitucional con otro referéndum a nivel nacional, señalando que “no hay bloque institucional que pueda estar por encima de la libre voluntad de los ciudadanos”.

Abstención de Ciudadanos
Preguntado por las negociaciones con Ciudadanos y el bloque que mantiene a los socialistas por ellas, Iglesias dice que desde su partido no han hablado nunca de vetos pero señala que no le pedirá a Ciudadanos el apoyo a su propuesta ni que entre en un gobierno de coalición, solo que se abstenga.

Sobre un posible pacto PSOE-Ciudadanos, Iglesias señala que Podemos votarían en contra por su total oposición “programática”, señalando al partido de Rivera como nuevo representantes de las ideas de la Fundación FAES, y reconoce entender que Ciudadanos también votase en contra ante el pacto que propone.