Oriol Pujol, hijo del expresidente catalán, ex diputado y exsecretario general de CDC, contó con la ayuda de Artur Mas en algunas de las operaciones que manejó la trama de las ITV, según desvelan mensajes y conversaciones telefónicas grabadas incluidas en el sumario de este caso.

Las deslocalizaciones de multinacionales
Oriol Pujol, clave en la trama por su posición política, implicó a Artur Mas en las deslocalizaciones de multinacionales como Sharp, Sony y Yamaha, según el sumario, del que da detalles este lunes El Mundo.

"He hablado con Mas y podría hablar con los Laos"
En un mensaje que envió Oriol Pujol en noviembre de 2011 al empresario Sergio Alsina, su amigo y cabecilla de la trama de las ITV, el político nacionalista decía: “Sergi, he hablado con Manuel Lao hijo. También he hablado con Mas y podría ser que llame a alguno de los dos Laos”. Se refería a los empresarios Lao, propietarios del grupo Nortia, en la que se integra Cirsa.

"Artur habló con Manel"
En una conversación telefónica, en enero de 2011, Oriol Pujo afirmaba a su amigo Sergio Alsina que “Artur habló con Manel” y los empresarios se mostraron interesados en el proyecto, por lo que el presidente catalán pidió a Oriol que siguiese el tema de acuerdo con los directivos de Cirsa.

"Yo le diré: 'mira president, sólo que hagas esta llamada"
Según las conversaciones grabadas, Oriol Pujol y Alsina estuvieron en las negociaciones para la deslocalización de Sharp y buscaron “un hueco” para que Artur Mas se reuniera con los directivos de la multinacional. Oriol Pujol solucionó escollos en la negociación como facilitar encuentros con el responsable de la Agencia Tributaria catalana, Lluís Franco.

También en la deslocalización de Yamaha, Oriol Pujol y Sergi Alsina hablaron sobre la necesidad de que Artur Mas pusiera ‘la mano’. Alsina le insistió al entonces diputado autonómico para que intente que Mas hablara con empresarios del sector de la automoción. La respuesta de Oriol Pujol a su amigo fue: “Envíamelo y yo le diré: ‘mira president, sólo que hagas esta llamada y digas esto’”, se puede conseguir la operación.

Alsina dice que Artur Mas se entera desde el día uno
Sergi Alsina, Oriol Pujol y su esposa, Anna Vidal, están imputados por delitos de cohecho y falsedad documental. En su intervención ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, el empresario declaró que “el señor Oriol Pujol y el señor Mas se enteran desde el día uno de que yo les informo que Sony decidió cerrar”, en agosto de 2010, en referencia a la primera deslocalización. Y destacó que informó a Pujol porque era su amigo y porque “estaba seguro de que él tendría un interés político” en la decisión del fabricante.

Los pagos de los servicios de Oriol Pujol
Otras conversaciones recogidas en el sumario descubren cómo Alsina da instrucciones a la esposa de Oriol Pujol, Anna Vidal, sobre cómo elaborar facturas con determinados conceptos. Para la jueza que instruye el caso, los 500.000 euros pagados por Alsina a Anna Vidal entre 2008 y 2012 por supuestas asesorías era realmente “el pago de los servicios prestados por Oriol Pujol Ferrusola, quien utilizaba sus múltiples influencias políticas en beneficio propio, de su esposa y de su amigo”.

Según la jueza, el empresario Alsina “contaba con un indudable apoyo político en el Parlament y en el Gobierno de la Generalitat de Catalunya que le facilitaban su labor profesional a cambio de retribuciones económicas, ingresadas en las cuentas bancarias de Anna Vidal Maragall por una labor de asesoramiento ficticia”.