El periodista, presidente del Grupo Nuevo Lunes y colaborador de ELPLURAL.COM, José García Abad, acaba de publicar Cataluña, 10 horas de independencia, libro en el que compara la situación actual con lo ocurrido el 6 de octubre de 1934, cuando el presidente de la Generalitat durante la Segunda República, Lluís Companys, proclamó el Estado Catalán.

Ochenta años después, la cuestión catalana sigue aproximadamente como entonces. De ahí radica el gran interés que ha generado una obra en la que no sólo ofrece un excelente retrato de lo ocurrido en la Cataluña de 1934, sino que también permite la posibilidad de entender mejor algunos de los porqués del actual proceso independentista.

Será el próximo 14 de octubre cuando en compañía del líder socialista Pere Navarro, García Abad presentará de forma oficial este libro en El Corte Inglés de Callao en Madrid. Sin embargo, Cataluña, 10 horas de independencia ya se puede adquirir en las principales librerías del país y a través de diversas plataformas de internet.

- ELPLURAL.COM: Tras la lectura de Cataluña, 10 horas de independencia (Ediciones El Siglo), parece claro que existen muchas más similitudes de las que a priori se pudiesen establecer entre el actual proceso independentista y la proclamación de independencia de 1934 por parte de Lluís Companys.
- José García Abad: Dice el tango que veinte años no son nada, pero en algunos casos parece que en ochenta tampoco han cambiado tanto las cosas. La historia no se repite, pero sí genera mitos eficientes para años sucesivos.

Existen similitudes claras entre la actualidad y lo ocurrido en 1934. Por ejemplo, el detonante de la declaración unilateral de independencia por parte de Companys fue que el Tribunal Constitucional declaró inconstitucional una ley aprobada por el Parlament. Aquí las cosas también empezaron a ponerse especialmente graves cuando el Tribunal Constitucional cambió, cortó y transformó muchos aspectos del Estatut que vino en 2006 del Parlament de Cataluña.

Otro parecido importante es que entonces se justificó la rebelión a razón de que observaron que el Gobierno republicano de la derecha apostaba por un proceso recentralizador que podía poner en peligro el propio Estatut. Y aún hay más similitudes. Por aquel entonces ya se hablaba de que Cataluña no era suficientemente bien tratada por el resto de España, sacando a colación las balanzas fiscales.

- ELPLURAL.COM: En su día, Compayns fue acusado de saltarse la legalidad. Además, Alcalá Zamora aseguró que el dirigente catalán había hecho el “ridículo”. ¿Va Artur Mas por el mismo camino que el exlíder de Esquerra Republicana de Catalunya?
- José García Abad:  Artur Mas le dijo en cierta ocasión al director de La Vanguardia que ni se saltaría la legalidad ni haría el ridículo. Yo ahora no estoy tan seguro. En la actualidad se da una circunstancia similar a la ocurrida en octubre de 1934.

Compayns era muy catalanista pero quería mantener un sitio dentro de España. Él quería una republica federal pero se sentía presionado por su consejero de Gobernación, José Dencás Puigdollers, que provenía de una facción de Esquerra Republicana militarista y fascista. Es una relación muy parecida a la que ahora mantiene Artur Mas con Oriol Junqueras.

De hecho, el 6 de octubre  de 1934 Compayns proclamó la independencia dentro de la republica federal española. Era una coartada para no proclamar la independencia que le exigían otros personajes más radicales. Tanto es así que cuando Compayns bajó del balcón le dijo a un correligionario suyo: “Ya está hecho. Veremos a ver que ocurre. Pero ya no podrán decir que no soy independentista”.

El independentismo de Convergencia y de Artur Mas es reciente, y para mantener su liderazgo debe no parecer sospechoso ni a ERC ni a la Assemblea Nacional Catalana (ANC), que es quien está movilizando la calle en un proceso más radical.

- ELPLURAL.COM: Lo que si parece claro es que a diferencia de Compayns, Artur Mas nunca se atrevería a cagarse en la peseta, es decir, en el euro.
- José García Abad:  La historia nunca se repite.En aquel momento, en octubre del 34, el dirigente catalanista conservador Francisco Cambó Campó le dijo a Compayns que su actuación iba a perjudicar a la peseta. Compayns le respondió cagándose en la peseta. Hoy en día desde luego que Artur Mas no se caga en el euro. Es una diferencia esencial. Su posible exclusión del euro y de la Unión Europea es un factor determinante para que no se cumplan sus propósitos.

- ELPLURAL.COM: En este contexto de tensión, ¿no considera que la única salida posible es la creación de un Estado Federal como apunta el PSOE?
- José García Abad:  Los tiempos cambian que es una barbaridad, como diría un cuplé. Lo que entonces era un desiderátum para los dirigentes catalanes -la Republica federal- para los independentistas hoy en día ya no es una solución. De tal forma que la única solución razonable parece inviable. Esta es una de las maldiciones de la situación actual. A los nacionalistas, una republica federal ya no les pone cachondos.

- ELPLURAL.COM: ¿Qué opina del papel que está jugando Mariano Rajoy en todo el proceso? ¿Considera que debería ofrecer algo más a Cataluña al margen de defender la legalidad?
- José García Abad:  Rajoy debería hacer algo más. Su empeño en mantener la legalidad es correcto. Se parece mucho a Ricardo Samper, presidente del Consejo de ministros días antes de que se produjese la rebelión del 6 de octubre de 1934. Samper actuó como Rajoy, de forma que su actuación les pareció demasiado blanda al sector más radical de las cortes españoles de entonces, que encabezaba Gil Robles. A Rajoy también le han acusado de tibieza.

Mi opinión es que sin flaquear en su propósito de mantener la legalidad, en cuanto se calmen un poco las cosas Rajoy debería ofrecer algún tipo de iniciativa diferente para que ya no solo se hable de los pasos que va dando el independentismo, sino que entre en debate una nueva propuesta o solución. Habría que estimular la imaginación para que Cataluña pueda encontrar un acomodo dentro de España.