En el día en que la violencia machista se cobra una nueva víctima se conoce una sentencia que al menos pone los pelos de punta. Un maltratador reiterado y con causas pendientes podrá vivir con su pareja merced a una sentencia que alega "estado de necesidad" de éste y elude o no cuantifica de manera superior los peligros que conlleva vivir con un maltarador que además ha sido condenado en dos ocasiones y ha quebrantado en otras tantas la orden de alejamiento. Extraña sentencia pero cierta la dictada en Jaén por un juez que además es miembro del CGPJ con el apoyo de los populares.

Más importante el "estado de necesidad" del maltrador
Según los informativos de Canal Sur para un juez de Jaén, vocal también del Consejo General del Poder Judicial, es más importante el estado de necesidad de un maltratador que la seguridad de su víctima. Así lo ha estimado en una sentencia en la los obliga a vivir juntos de nuevo. La fiscal de Jaén ha sido muy critica con la sentencia.



Condenado dos veces por violencia machista
El juez Pío Aguirre Zamorano, pese a que el maltratador, había incumplido la orden de alejamiento y ya había sido condenado en dos ocasiones anteriores por violencia machista, ha aplicado la eximente de estado de necesidad. Para la fiscal de género de Jaén, Gracia Rodríguez, esta sentencia va contra la jurisprudencia del Tribunal Supremo.

Causas pendientes aun por quebrantar órdenes de alejamiento
Lo que parece aun más extraño e incomprensible es que el ahora absuelto tiene todavía varias causas pendientes con la justicia por quebrantamiento de medidas cautelares de alejamiento. Con esos antecedentes se hace difícil pensar como se puede plantear una convivencia que en nada presumiblimente será fácil para la mujer cuando tiene deudas con la justicia precisamente por no cumplir las órdenes de alejamiento.

En el CGPJ apoyado por el PP
Pío Aguirre Zamorano, magistrado nacido en Jaén, es también miembro del Consejo General del Poder Judicial. Su candidatura para pertenecer al máximo órgano de la Justicia española fue propuesta por la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura (APM), y apoyada por el Partido Popular. En junio de 1999 fue elegido por el CGPJ presidente de la Audiencia Provincial de Jaén, cargo en el que permaneció hasta 2008, cuando pasó a ser miembro del Consejo General del Poder Judicial.4 Entre 2001 y 2005 fue vicepresidente de la Asociación Profesional de la Magistratura