La tensión política sube por días en la campaña electoral andaluza. Son muchas las cosas en juego, desde la Presidencia de la Junta, el hundimiento o no del PP hasta llegar a Podemos, una fuerza que, a pesar de que las encuestas la sitúen como tercera fuerza, obtendría unos resultados que no satisfacen, ni de lejos, las ansias de sus dirigentes nacionales de ser un partido con vocación de ganar a futuro en La Moncloa.

La encuestas no satisfacen a Podemos: Nerviosismo
La propia candidata socialista ha expresado que un porcentaje que oscila entre el 18 al 14 % no es una buena noticia para la formación de Pablo Iglesias. Y es que si el PSOE de Susana Díaz logra poner en evidencia que el ascenso de Podemos es parable y dejarla en unos porcentajes de votos de opción bisagra, constituiría todo un misil en la línea de flotación del partido morado. Podemos salió a ganar y ven que no salen de ser la tercera opción. Según los datos de la penúltima encuesta publicada, la de 'La Sexta', ayer, y la de hace unas horas, del Grupo Joly, el partido de Pablo Iglesias no despega y se encuentra anclado, o por debajo, de esos dígitos de porcentaje de votos ansiados.

Tensión en el inicio de campaña: incidentes en Rute
Los nervios afloran, como se pudo comprobar en casos concretos como el del inicio de la campaña electoral en el municipio cordobés de Rute, de lo que dio cumplida información ELPLURAL.COM. Rute, una población mayoritariamente de izquierdas donde Podemos intentó que la tradicional pegada de carteles inicial no se desarrollase en términos de normalidad como siempre ha sido.

"Susana, ríndete" o "Estas arrodeada"
Tras este incidente, uno nuevo ha venido a corroborar que hay nerviosismo entre los integrantes de Podemos-Andalucía. Una activista relevante de Podemos Andalucía (@isaranjuez) con una labor frenética en redes sociales, profesora y de Málaga, "votante de Podemos, antitaurina y tuitera" como ella se define, que dice que "miles y miles de personas" acudieron al mitin de ayer en Sevilla de Iñigo Errejón cuando hasta la propia formación informó de que asistieron mil personas-, insertó ayer un tuit más que provocador, literalmente bochornoso. Incluyó un montaje fotográfico en el que se podía contemplar una imagen de una Susana Díaz integrada en una especie de diana en forma de tarta electoral con gráficos donde Podemos era la fuerza más votada, con una maceta en la mano con una rosa mustia y seca, textos de imitación grosera del habla andaluza ("Anda mira una plantilla! Las encuestas q no cuestan" -sic- y "Nosotros también tenemos encuestas").

Cara golpeada de Susana Díaz
Pero este montaje que podría entrar perfecta y legítimamente en las estrategias de una voluntarista "community manager", pasan a ser groseros e inadmisibles cuando se observa la cara amoratada de la candidata socialista. Un pómulo izquierdo de una mujer, además embarazada, visiblemente revelador de un supuesto golpe, no es ejemplarizante, ni edificante, ni tan siquiera recomendable en redes sociales. Mucho menos desde quienes dicen ser alternativa de cambio político.

Retira la imagen de Twitter
Tal ha sido la polémica levantada por el tuit de marras que hasta la propia autora ha retirado la imagen dejando solo el texto siguiente: "Anda mira una plantilla! Las encuestas q no cuestan". La queja de muchos internautas además de las amenazantes frases como "Ríndete" o "Estás arrodeada", proceden fundamentalmente de presentar a una mujer, en este caso Susana Díaz, con indicios de haber sido golpeada en la cara. Algunos han denunciado el tuit por creer que es una apología de la violencia de género.

Uso responsable de las redes
Si desde este medio criticamos el uso deplorable de algún medio al publicar unas fotos, falsas además, de una supuesta Teresa Rodríguez, candidata de Podemos a la presidencia de la Junta, desnuda en la playa, igualmente ahora recomendamos que en una campaña electoral, que va  a ser tensa y dura, cuestiones tan sensibles como la imagen de la mujer se utilicen con precaución y cuidado. En ocasiones, las redes sociales las carga el diablo.