Sonrientes, optimistas y confiados, la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, y el coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, han celebrado el acuerdo alcanzado entre ambas formaciones para concurrir juntas a las elecciones del 26 de junio, pues defienden que la confluencia es una "esperanza" para combatir al PP y sus políticas, "una alternativa de gobierno real". Además, han aseverado que aspiran a ser la primera fuerza política en esta Comunidad tras la cita con las urnas. En la que ha sido la primera escenificación de los líderes andaluces de Podemos y de IU tras el acuerdo entre las direcciones de las organizaciones a nivel estatal, Rodríguez y Maíllo han afirmado que este acuerdo es "una buena noticia" alcanzada gracias a la "generosidad y la altura de miras" de ambos, que se unen "en un momento político en el que la ciudadanía tiene esperanzas de cambio, valentía para afrontar que las cosas no tienen que ser un juego de dos, sino que se pueden hacer de otra manera". Y este, "ese reto histórico". NECESIDAD URGENTE DE CAMBIO De su lado, la líder andaluza de la formación morada ha manifestado que en Andalucía, más que en ningún sitio, "hay prisa porque cambien las políticas del PP", de manera que esta confluencia es una esperanza para la comunidad autónoma, donde "tenemos una necesidad de cambio urgente" a cuenta de sus datos de desempleo. Maíllo ha subrayado que la confluencia de Podemos e IU es una "buena noticia para la mayoría social, para gente que quiere cambio", cuando ha indicado que es una unión que va a ser "absolutamente irrefrenable" y un "gran tsunami" en el debate político del 26J. A su juicio, esta coalición no será solo alternativa de gobierno, sino que confía en que sea "el sea futuro gobierno del país" porque "es lo que necesita Andalucía". Además, el líder de la federación de izquierdas ha ensalzado el "absoluto y contundente" apoyo de la militancia a la confluencia con un "mandato claro" de que esta unión está "para ganar", para formar ese "gobierno al servicio del pueblo" y "derrotar las políticas del PP que han desmantelado este país". Maíllo ha hablado de "suma multiplicadora" que "no se hace para beneficiar a Podemos ni a IU sino para beneficiar al pueblo" con una "alternativa real y creíble" al Gobierno del PP, a la "renuncia del matrimonio PSOE y Ciudadanos" y a la de la presidenta Susana Díaz, "abrazando las tesis más derechistas del socialismo". CONTRA LA COBARDÍA Maíllo ha proseguido señalando que con esta confluencia ya no se puede considerar que el 26 de junio se celebre la "repetición de elecciones" porque "hay un nuevo sujeto electoral", fruto del "consenso" y "ejemplo de audacia y generosidad". Rodríguez ha coincidido en destacar el "ejercicio de generosidad" de ambas partes y su "altura política" para alcanzar esta confluencia y ha ido más allá señalando que, además de ser una lucha contra las políticas del PP lo es "contra la cobardía política de los que no están a la altura de las circunstancias y no entienden que estamos en una situación de emergencia social".