La pregunta se repite últimamente en todas las entrevistas a dirigentes de Podemos y lo seguirá haciendo en el futuro: ¿por qué pone en Andalucía condiciones para la investidura de Susana Díaz que ninguna dirección regional o local del partido morado pone en ningún otro territorio para pactar con los socialistas? A esa pregunta, el secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, ha dejado claro que a su formación no le bastará que la presidenta andaluza en funciones, Susana Díaz, presente una iniciativa contra los desahucios similar a la de la candidata a la alcaldía de Madrid, Manuela Carmena, sino que le exigirán “más pruebas” de su compromiso.
“En Podemos nos fiamos muchísimo más de la jueza Manuela Carmena que de la señora Díaz”, ha justificado Pascual en declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Pres. “Tenemos muy clara la voluntad de Manuela Carmena contra los desahucios pero no la de Susana Díaz, de ahí que pidamos mayores pruebas de que eso va a suceder”, ha dicho, recordando que Díaz no cumplió sus compromisos con IU, su socio en la pasada legislatura. La formación de Pablo Iglesias ha reclamado al Gobierno andaluz que deje de contratar con bancos que desahucien para negociar su abstención en la sesión de ivnestidura y así permitir que Díaz revalide su mandato, pero Pascual ha reconocido que Podemos no ha planteado la misma exigencia para dar su apoyo al PSOE en otras comunidades. En su opinión, es distinta la situación en una comunidad donde gobernaba el PP y el PSOE obtiene el mandato para “promover el cambio” que la de Andalucía, donde el gobierno socialista lleva muchos años y por tanto tiene “vínculos muy estables con el aparato financiero andaluz” y por ello “tiene que dar muestras más claras” de su voluntad. “Los planteamientos que se han hecho en las distintas comunidades no son exactamente lo mismo”, ha admitido, detallando que la exigencia sobre los bancos se ha “planteado” en Murcia y Valencia y se puso sobre la mesa en Extremadura donde “no se vio con malos ojos”. Además, ha asegurado que Podemos ha ofrecido flexibilidad y, en el caso de que los servicios jurídicos de la Junta vean difucultades para aplicar su medida, establecer una hoja de ruta con los juristas de ambos partidos para “dilucidar los problemas”. A pocas horas antes de una nueva reunión con Díaz, Pascual ha aprovechado para decir a la presidenta andaluza en funciones que es “un poco prepotente” decir que el tiempo del diálogo lo marca ella, y no el Estatuto de Autonomía. “Si se cansa de dialogar coge su estatuto y se lo lleva”, ha ironizado. Según ha dicho, la abstención de Podemos está más cerca si Díaz recapacita sobre sus propuestas “que son muy sencillas no comprometen su programa de Gobierno”, pero no si pretende imponer las suyas.