El menor de 14 años de edad que ha fallecido este lunes en el parque acuático de la localidad cordobesa de Villafranca de Córdoba, tras golpearse en la cabeza y posteriormente caerse al agua, según las primeras hipótesis de la investigación, es de origen magrebí y estaba pasando el día de excursión con un centro escolar del municipio cordobés de Lucena. Así lo han confirmado a Europa Press fuentes cercanas a la investigación, que apuntan que el menor había viajado a las citadas instalaciones con sus compañeros del Instituto de Educación Secundaria Miguel de Cervantes de Lucena. Mientras tanto, el padre del niño se muestra convencido de que la vigilancia era deficiente y exige que se lleve a cabo una investigación a fondo de los sucedido. Por su parte, según las fuentes, "no ha habido intencionalidad" por parte de cualquier otra persona que estuviera junto al menor en la zona de piscinas, sino que ha sido un suceso "accidental", según las primeras pesquisas. Al respecto, fuentes del Servicio de Coordinación de Emergencias 112 Andalucía han informado de que los hechos han tenido lugar en torno a las 13,30 horas, cuando han alertado de que el menor estaba inconsciente, ante lo cual se dio aviso a los facultativos sanitarios, la Guardia Civil y la Policía Local. De este modo, se ha activado el protocolo judicial y los agentes de la Benemérita se han hecho cargo de la investigación para esclarecer las causas, aunque la Policía Local ha señalado que desde la Guardia Civil, tras hablar con los socorristas, indican que se ha podido golpear en la cabeza y posteriormente haberse caído al agua. "UN DESVANECIMIENTO" Mientras, desde la dirección del parque se ha destacado en este caso la labor de los socorristas, que "han actuado con como tenían que actuar", según han declarado a Europa Press desde la dirección, a lo que añaden que el suceso ha tenido lugar en la piscina denominada 'El lago' y en el momento de los hechos no estaba ningún amigo con el menor fallecido. En este sentido, indican que se desconocen las causas que han podido provocar el fallecimiento, aunque se apunta a "un desvanecimiento", al tiempo que aclaran que el suceso no ha sido en ninguna atracción del parque. Según resaltan, "se ha hecho todo lo que se podía hacer" para intentar reanimarlo, pero finalmente ha fallecido. Entretanto, el parque ha seguido con su funcionamiento.