En palabras del presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía, Javier González de Lara, el Acuerdo para la Reactivación Económica y Social de Andalucía firmado hoy con los sindicatos y la Junta vuelve a demostrar que, como él siempre defendió en el pasado, "la paz social es la mayor infraestructura de un territorio".

En la misma línea, las secretarias regionales de UGT y CCOO, Carmen Castilla y Nuria López, han expresado su satisfacción por la recuperación del diálogo social y la concertación, herramienta que las centrales sindicales siempre consideraron imprescindible y de ahí los sucesivos acuerdos a los que llegaron en el pasado con los diferentes gobiernos socialistas.

El cambio más significativo con respecto al pasado se ha producido en el PP, cuyo presidente, cuando todavía no lo era de la Junta, siempre se mostró muy crítico con lo que desde la filas conservadoras describían despectivamente como “comprar la paz social” .

Al igual que los acuerdos de concertación del pasado, el firmado hoy en el palacio de San Telmo marca “las prioridades para los próximos meses, las líneas de acción preferentes en materia económica, laboral y social a medio y largo plazo y el diseño presupuestario, que deberá desarrollarse ajustándose a las posibilidades de financiación disponibles”.

A diferencia de los acuerdos de concertación del pasado, el suscrito hoy no incluye compromisos presupuestarios concretos. No obstante, una comisión de seguimiento se encargará de velar por su cumplimiento.

Durante su intervención en el acto, Moreno ha incidido en que hoy es un día importante porque se pone de manera simbólica la primera piedra para la reconstrucción conjunta de Andalucía ante la crisis generada por la pandemia de la Covid-19, y esto, según ha dicho, "se hace de la mejor forma posible que es de la mano del diálogo y el acuerdo con los principales agentes económicos y sociales reconocidos por nuestra Constitución".

El presidente andaluz ha insistido en que "sólo con la complicidad y empuje de empresarios, sindicatos y trabajadores seremos capaces de afrontar esta necesaria reconstrucción con la garantía de que no vamos a perder nuestro sello de identidad en el empeño".