El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha manifestado que mientras su Gobierno, que es "honesto", está colaborado con la juez que instruye el caso de las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo (ERE), en otros casos, como se está viendo en estos días, se sienta en "el banquillo" a un juez que investigaba un caso de corrupción.

Su Gobierno es"honesto y capacitado"
Griñán ha considerado que, al final, la ciudadanía se dará cuenta de que en el caso de Andalucía, su Gobierno, que "es honesto y capacitado" para investigar este asunto, "lo investiga, lo pone a disposición de la justicia, se convierte en parte acusadora y cualquier irregularidad que se detecta por el grupo de los funcionarios que está investigando se manda al juzgado".

"El juez en el banquillo"
"Ese es un modo de comportamiento y estoy viendo estos días que en otro caso completamente distinto de corrupción que no afectaba precisamente al PSOE, quien está en el banquillo es el juez", según Griñán, para quien ello es bastante "distinto a lo que está pasando en Andalucía".

"Un hecho diferencial"
Ha recalcado que en el mismo momento en que la Junta tuvo noticias de que había irregularidades se pusieron en conocimiento de la justicia. "Este es un hecho diferencial, ya que en otros casos ahora está sentado un juez en el banquillo que investigaba un caso de corrupción", ha señalado el presidente.

El Gobierno andaluz pone en mano del juez
Según Griñán, en el caso de los ERE es el Gobierno andaluz el que está poniendo en manos de la juez todo aquello que considera que es irregular "caiga quien caiga".