El presidente del Grupo de Ciudadanos en el Parlamento andaluz, Juan Marín, ha asegurado este martes que "de momento es prácticamente imposible" que su formación "pudiera apoyar" la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía porque aún no ha recibido respuesta al decálogo de medidas contra la corrupción que remitió a los socialistas para poder entablar una negociación. "A día de hoy nada ha cambiado, no tenemos ninguna respuesta al documento y de momento es prácticamente imposible que Ciudadanos pudiera apoyar la investidura de Susana Díaz", ha señalado durante una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, horas antes de reunirse con el presidente del Parlamento andaluz, Juan Pablo Durán, dentro en la ronda de contactos con los grupos previa a la investidura. Tras el último llamamiento de Susana Díaz al resto de partidos para "no boicotear" la investidura de la fuerza más votada en las urnas, Marín ha querido dejar claro que "desde Ciudadanos no venimos a boicotear ni a destruir absolutamente nada", sino que, por el contrario, "desde el primer minuto hemos planteado que pretendemos restaurar la confianza de los ciudadanos en sus representantes públicos y eso exigía dejar de predicar y empezar a aplicar medidas contra la corrupción política que concretamos en un decálogo para eliminar a todas aquellas personas que han cometido algún acto de corrupción política contra los intereses de los ciudadanos y para apartarlos de la vida pública". Preguntado por si considera suficiente la anunciada marcha de la política de los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, el líder andaluz de Ciudadanos ha señalado que "el hecho de que parece que se marchan, que queremos también por escrito porque las palabras al final se las lleva el viento, es un paso adelante", si bien ha recordado que en su decálogo contra la corrupción enviado a Susana Díaz "no especificábamos nombres y apellidos y seguimos esperando respuesta para poder sentarnos a hablar sobre cuestiones importantes relativas a la gobernabilidad de Andalucía". En cualquier caso, Marín ha querido dejar claro que Ciudadanos no contempla entrar en el gobierno autonómico porque "lo descartamos desde el primer momento" garantizando que "si no ganabamos las elecciones no íbamos a gobernar ni a cambiar apoyos por sillones o consejerías". No obstante, sí ha expresado su deseo de estar "en disposición de poder ayudar y hacer todas esas propuestas necesarias para devolver la credibilidad de las instituciones, fomentar medidas económicas que tengan que ver con la reactivación y el empleo y para apoyar políticas sociales que no dejen a nadie atrás". En cualquier caso, ha insistido en que "a día de hoy nada ha cambiado, no tenemos ninguna respuesta al documento y de momento es prácticamente imposible que Ciudadanos pudiera apoyar la investidura de Susana Díaz".