Los actos conmemorativos de la Toma de Granada por los Reyes Católicos tendrán lugar este viernes, un año más entre las críticas de distintas asociaciones pro-derecho humanos y otros sectores sociales que consideran esta celebración una fiesta "sectaria" que "mantiene la manipulación histórica". El 2 de enero fue elegido en el año 2000 como símbolo para el siglo XXI y declarado 'Día de la Ciudad de Granada', día de festejos en el que el Ayuntamiento rinde homenaje a su historia y su patrimonio. La corporación municipal bajo mazas, autoridades y representantes de los distintos colectivos de la ciudad visitarán así la Capilla Real, hasta concluir el recorrido en el Balcón de la Casa Consistorial. El acto comenzará en el Salón de Comisiones con la llegada, sobre las 11,15 horas, de los corporativos. Allí la concejal  de Turismo, Presidencia y Fiestas Mayores, Rocío Díaz, ha de recoger el Estandarte Real. Escoltada por gastadores del Ejército, la comitiva prevé bajar las escaleras del Ayuntamiento para dirigirse a la Capilla Real, donde se lo entregará a la concejal de Comercio y Ocupación de la Vía Pública, María Francés, que allí tremolará el pendón, a lo que se sumará una ofrenda con la colocación en los sepulcros de los Reyes Católicos de una corona de laurel y un ramo de flores. La comitiva oficial saldrá entonces hacia el Ayuntamiento, desde cuyo balcón Díaz tremolará de nuevo el pendón para saludar a los congregados con el ritual de 'Granada qué'. ACTO ALTERNATIVO Paralelamente, la Plataforma Granada Abierta celebrará una nueva edición del acto alternativo 'Toma no, Mariana sí' en la Fundación Euroárabe para pedir al gobierno municipal que ponga fin a la Toma "por ser una fiesta sectaria, anacrónica y excluyente, que mantiene la manipulación histórica, tiene un efecto llamada sobre la extrema derecha, racista y xenófoba y supone un riesgo para la convivencia democrática". Granada Abierta propone que el 2 de enero se convierta en una jornada para fomentar la tolerancia y el diálogo intercultural y que la fiesta local del día de la Toma sea sustituida por el 26 de mayo, Día de Mariana Pineda, "que es símbolo de libertad e igualdad". El acto alternativo a la Toma de Granada contará este año con la participación de Diego Cañamero, sindicalista y promotor de las Marchas de la Dignidad. Asimismo, se mostrará un mensaje de apoyo de Federico Mayor Zaragoza, exdirector general de la Unesco y presidente de la Fundación Cultura de Paz y habrá un hermanamiento de Granada Abierta con la Plataforma Mezquita-Catedral de Córdoba Patrimonio de todos, que estará representada por Antonio Manuel Rodríguez. BRONCA EN 2014 El año pasado el aniversario volvió a enfrentar a partidarios y detractores de la fiesta, marcada por la presencia de grupos marginales de extrema izquierda y derecha. En 2014, el ceremonial de la fiesta cívico-religiosa y los enfrentamientos entre detractores y partidarios de la Toma comenzaron con la salida del cortejo alrededor de las 11.00 horas desde la Plaza del Carmen, donde se concentraron medio centenar de nacionalistas andaluces y ultras de derecha ante una fuerte presencia policial. La Plaza se llenó de banderas andalucistas y otras de la dictadura franquista y partidos de extrema derecha y se escucharon abucheos a la comitiva, en la que iban los concejales del equipo de Gobierno, del PP, junto a la concejal de UPyD, Mayte Olalla, mientras no asistieron los ediles del PSOE e IU.