El alcalde de Cádiz se ha puesto corbata por primera vez desde que fue elegido para oficiar una boda. EFE



Manteníamos recientemente desde este medio que "Kichi no es Ada Colau". Si la alcaldesa de Barcelona suprimía la tradición de asistencia a una misa muy popular en Barcelona, José María González Santos, Kichi, recibía en una iglesia gaditana la medalla de hermano de la Cofradía del Nazareno. Un estilo distinto a su homónima catalana que hoy lo ha refrendado al afirmar que para él no es "prioritario" cambiar símbolos del Consistorio sino "erradicar la situación de emergencia social" que vive la ciudad.

Retirada del busto del rey Juan Carlos I
El alcalde de Por Cádiz sí se Puede, la marca de Podemos en la capital gaditana y formación cercana a la de Ada Colau, no ha querido opinar sobre la polémica retirada del busto del rey Juan Carlos I del salón de plenos del Ayuntamiento de Barcelona, decidido por el gobierno municipal de Barcelona en Comú.

"Colau tendrá sus motivos"
"Si Ada Colau lo ha hecho entiendo que tendrá sus motivos", ha opinado el alcalde de Cádiz, que retiró el retrato del rey Juan Carlos I que presidía el despacho de la Alcaldía de Cádiz cuando gobernaba la popular Teófila Martínez, y puso en su lugar el del anarquista y regidor de la ciudad durante la Primera República, Fermín Salvochea.

Cuadro de Juan Carlos en su despacho
González Santos, que tiene el retrato de Juan Carlos I en otro lugar de su despacho, dice tiene "asuntos mucho más importantes" de los que ocuparse que pensar si quiere cambiar, quitar o poner algún nuevo símbolo en los salones oficiales del consistorio gaditano. "Lo que me importa es erradicar la situación de emergencia social en la que estamos".

Tras 41 días se pone corbata para oficiar una boda
Por otra parte el alcalde se ha puesto hoy, por primera vez desde que hace 41 fue investido, traje y corbata, para oficiar una boda en el consistorio. No se la puso para asistir el pasado martes al recibimiento en la ciudad del buque escuela de la Armada española, "Juan Sebastián Elcano", uno de los actos en los que el estilo informal de vestir del alcalde ha llamado la atención de algunos. Pero hoy Kichi ha decido ponerse traje y corbata para oficiar la boda de dos vecinos de la ciudad en el salón de plenos del Ayuntamiento.



 

"Hay que adaptarse a las circunstancias"
González entiende "que sí estoy obligado a hacerlo porque es un día muy importante no sólo para los contrayentes, también para sus familias y amistades. Ellos se ponen sus mejores galas y es de recibo que nosotros también vayamos con las nuestras". Entiende que habrá "ciertos momentos en los que evidentemente tenga que ir con corbata". "Y me la pondré. Uno tiene que adaptarse a las circunstancias", explica, mientras dice que la forma de vestir "no es de las cosas que más me preocupan".

"Voy decente, voy limpio, voy planchaíto"
"Yo, como dice mi madre, voy decente, voy limpio, voy planchaíto y eso es importante", contesta a quienes cuestionan que un alcalde vaya sin corbata ni traje. Ponérselos en los momentos que crea que es oportuno será "llevadero, sostenible", según dice este alcalde que recuerda que hasta hace poco, cuando era profesor de instituto, al llegar las vacaciones se enfundaba, como la mayoría de los gaditanos, "mi pantalón corto, mis chanclas y mis camisetas", y "no me las quitaba en todo el verano".