La joya de la corona de las ciudades del turismo internacional será gobernada a partir de ahora por un acuerdo de fuerzas de progreso. El gobierno local lo encabeza su nuevo alcalde, el socialista José Bernal (PSOE). Profesor e historiador de 40 años, cuenta con una amplia experiencia política municipal habiendo sido parlamentario andaluz, labor esta última a la que renunció para ejercer de jefe de oposición a la hasta hoy alcaldesa del PP, Ángeles Muñoz.

Bernal, orgulloso de sus orígenes
Marbellero militante y orgulloso de serlo, Bernal procede de orígenes familiares humildes. El nuevo regidor socialista de la segunda localidad de la provincia tras la capital, ha recordado en sus discurso este hecho y su orgullo y compromiso por poder defender ahora a quien más lo necesita en su ciudad. En una ciudad esquilmada por la corrupción gilista y hasta ahora por la prepotencia política, Bernal ha hecho hincapié en la confianza en la nueva etapa política al comprometerse en que la ciudadanía será su "prioridad absoluta".



Guiños a los más débiles y mensajes a los empresarios
Bernal consciente de los desgarros que está produciendo la crisis en Marbella pero también de la capacidad de la ciudad para las inversiones, ha enviado guiños y mensajes a distintos colectivos. A los más desfavorecidos les ha dirigido parte de su discurso y sus propuestas. Pero también lo ha hecho a los empresarios tranquilizándolos al dirigir a ellos un parte de su primer discurso como portador de la vara de mando: "no cabe ningún miedo" porque estamos "a favor de la creación de riqueza y en contra de la pobreza".

Sus referencias políticas y vitales son un ex alcalde socialista y un ex diputado de IU
José Bernal ha calificado el suyo como el "gobierno de la gente y para la gente" y fruto del "diálogo y el consenso" de cuatro fuerzas políticas. "Este es el máximo privilegio para un niño nacido en una familia y en un barrio humilde", ha señalado para recordar a dos figuras destacadas en su vida, el exalcalde socialista José Luis Rodríguez y su "padre político", el exparlamentario de IU Andrés Cuevas, que "despertó" en él su interés por la justicia social.

Jose Bernal recupera para el PSOE una alcaldía histórica y emblemática que gobernó desde la transición hasta la llegada de Jesús Gil, y con él la corrupción salvaje en 1991.



Gritos de "esto sí es democracia"
Mientras tomaba posesión, en el exterior del ayuntamiento se han escuchado gritos por parte de simpatizantes y militantes del Partido Popular de "fuera, fuera" y pitidos, que han sido contrarrestados por otros de "alcalde, alcalde" y cuando el nuevo gobierno ha salido a saludar al público al balcón del consistorio los asistentes han gritado "esto sí que es una democracia".

Ángeles Muñoz ejerce de pitonisa pesimista
Por su parte, la exalcaldesa Ángeles Muñoz ha manifestado su deseo de que el tetrapartito tenga la "capacidad de entendimiento entre ellos mismos, con la oposición, las asociaciones vecinales y las administraciones" y ha lamentado que "muchos dudan de que esté asegurada la estabilidad y la confianza".

Un gobierno de concentración fue rechazado
Rafael Piña, líder de Opción Sampedreña (OSP), ha recordado que su formación propuso inicialmente un gobierno de concentración al que se negaron PP y PSOE, por lo que se vieron en la situación de decidir y sus bases optaron por el cuatripartito por razones de "cambio y confianza".

CSSP cita a Gandhi, "primero te ignoran, luego se ríen, luego te atacan y al final ganas"
El cabeza de lista de CSSP, marca apoyada por Podemos, José Carlos Núñez, ha citado a Gandhi para reclamar su puesto en esta corporación al afirmar que "primero te ignoran, luego se ríen, luego te atacan y al final ganas". Los dos concejales de ese partido impulsado por Podemos formarán parte de la Junta de Gobierno Local y presidirán la nueva comisión plenaria de reclamaciones y sugerencias, pero no ostentará delegación.

Partidarios del nuevo equipo de Gobierno frente a simpatizantes y militantes del PP. Foto JLV



IU también tranquiliza a empresarios
Miguel Díaz, de IU, ha manifestado que este nuevo gobierno "rompe" con los 24 años de mayorías absolutas en Marbella, que concreta en "dieciséis del GIL y ocho del neogilismo del PP", y quiere ahuyentar "el mensaje del miedo de que se van los inversores" que, a su entender, lanza el PP.

Peculiares fórmulas para prometer el cargo
Los ediles de IU y CSSP se han saltado la fórmula de juramento y han utilizado una propia en la que han indicado que guardan "por imperativo legal" lealtad al Rey y algunos de ellos han desplazado la Biblia y la cruz colocadas en la mesa. Los ediles de OSP, por su parte, también han introducido un cambio y han prometido que van a cumplir las normas del Ayuntamiento de Marbella y del núcleo de San Pedro Alcántara, zona de origen de su formación.