IU no gana para atracos. La pesca furtiva en sus caladeros parece haberse convertido en el deporte político nacional. Si Podemos está rebañando miles de votos desde la margen izquierda de IU, desde su margen derecha es el Partido Socialista el que se apresura ahora a ‘robarle’ ideas que eran seña de identidad de la coalición cuando firmó en 2012 el pacto de gobierno con el PSOE. Así lo dejó ver ayer Juan Cornejo en su rueda de prensa de los lunes. El PSOE andaluz llevará en su programa para las autonómicas del 22 de marzo las leyes del ente público de crédito, memoria democrática y participación ciudadana, normativas incluidas en el acuerdo de gobierno con IULV-CA y que no han sido finalmente aprobadas durante la presente legislatura. Y EL ‘CINISMO SE HIZO CARNE’ La decisión socialista va a convertirse con toda seguridad en uno de los argumentos de la campaña de IU, cuyo principal objetivo será el Partido Socialista, a mucha distancia en todo caso de Podemos. Precisamente una de las grandes incógnitas de esta campaña es cómo contrarrestará la formación de Maíllo la sangría de votos que está suponiéndole Podemos. Echando mano de una expresión con reminiscencias bíblicas, el coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, calificaba de "cinismo hecho carne" que el PSOE-A vaya a incluir el ente público de crédito "tras haberlo lo imposible" por no aprobarlo durante la presente legislatura. Precisamente la propuesta referida al ente público de crédito, --denominada banca pública por IULV-CA--, formaba parte del paquete de cinco leyes cuya aprobación había puesto esta organización como condición para no celebrar un referéndum en junio sobre su continuidad o no el Gobierno andaluz, una decisión que a su vez motivó el adelanto electoral por parte de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, en contra de que se pusiese "fecha de caducidad" a su gobierno. Sobre la ley de memoria ha venido habiendo menos discrepancias de fondo. Ambos partidos compartían el espíritu general de la ley, que pretendía llegar más lejos que normal nacional promovida por el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, si bien fue este quien desbrozó inicialmente el enmarañado camino de la reparación de las víctimas del franquismo. Al PSOE andaluz, no obstante, sí le preocupaba que su socio de gobierno acaparara todo el rendimiento político derivado de las iniciativas de memoria. LA REALIDAD Y EL DISCURSO El secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, ha explicado en rueda de prensa que si el Consejo de Gobierno ha aprobado estos tres proyectos es porque está de acuerdo con los mismos. "Son proyectos tan socialistas como de IULV-CA", ha añadido. Cornejo intentó defender ante los periodistas que no se trataba de ninguna " sorpresa", sino todo "lo contrario". En referencia al ente público de crédito, se ha preguntado cómo no va su partido a mantener el apoyo a este proyecto "si es una apuesta del PSOE en la que creen firmemente porque es necesaria para las pymes y porque supone un instrumento novedoso para que se ponga el dinero en circulación, algo que no están haciendo las entidades financieras". El discurso de Cornejo no coincide, sin embargo, con la percepción que existe en la opinión pública, conocedora de las tensiones habidas entre los dos partidos a propósito del ente de crédito/banca pública: IU perseguía un proyecto más audaz y rompedor con ‘establishment’ financiero, mientras que el PSOE se movía con muchas más cautelas. Ciertamente, la final parecieron despejarse dudas y discrepancias, pero no sin haber dejado atrás un periodo de reproches y desconfianzas mutuas. VUELTA DE TUERCA DE IU El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, acusaba este domingo al PSOE-A de haber roto el pacto de gobierno porque no quería aprobar la ley de banca pública. Además, daba una vuelta de tuerca al planteamiento inicial de la coalición: se comprometía a que si se convierte en el próximo presidente de la Junta lo aprobará por "decreto ley" en sus primeros cien días de gobierno. Este lunes, a través de su cuenta personal de Twitter, Maíllo también ha indicado que con IULV-CA habrá una banca pública "con ficha bancaria", considerando necesario "dar crédito y obtener depósitos para satisfacer la demanda de la economía andaluza".