El PSOE andaluz volvería a ganar las elecciones autonómicas en Andalucía con 17,1 puntos de ventaja sobre el PP-A, 8,5 puntos más que la registrada el pasado 22 de marzo, si se celebraran nuevos comicios por no desbloquearse la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía, según un estudio de Metroscopia que publica este lunes el diario El País. Dicho estudio, basado en 1.000 entrevistas telefónicas realizadas entre los días 12 y 13 de mayo y que prevé una participación entre tres y cuatro puntos superior a la del pasado 22M, sitúa a los socialistas como fuerza más votada, con el 37,1 por ciento de los votos –1,7 puntos más que hace dos meses–, mientras que el PP-A sería la fuerza que sufre un mayor retroceso hasta situarse en el 20 por ciento –6,8 puntos menos–. Por contra, el mayor avance lo experimentaría Ciudadanos (C’s), que ganaría 6,2 puntos respecto al 22M para alcanzar el 15,5 por ciento de los sufragios y superar a Podemos, que obtendría el 15,1 por ciento de los votos, tres décimas más que en los últimos comicios. IULV-CA repetiría en quinto lugar con el apoyo del 6,7 por ciento del electorado, dos décimas menos que el 22 de marzo. Dejando al margen la estimación de voto, el 55 por ciento de los consultados considera que la prioridad de los partidos debería ser “hacer lo posible para alcanzar un acuerdo y elegir presidente para evitar nuevas elecciones” frente a otro 43 por ciento que estima que “los partidos deben mantenerse firmes y fieles a sus planteamientos y exigencias, aunque eso pueda suponer finalmente nuevas elecciones”. Por esta última opción se decantan el 66 por ciento de los votantes del PP-A, el 60 por ciento de los votantes de Podemos y el 50 por ciento de los votantes de Ciudadanos. Por contra, el 78 por ciento de los votantes del PSOE-A y el 53 por ciento de IULV-CA prefiere un acuerdo que evite una nueva cita con las urnas.