La situación económica de las arcas del Ayuntamiento de Torremolinos es más que preocupante. Tras 20 años de gobierno del Partido Popular la deuda heredada por el equipo de Gobierno socialista es de casi cien millones de euros. El equivalente a todo el presupuesto municipal anual. Esta situación agota las posibilidades de gestión municipal y provoca que el actual alcalde, José Ortiz (PSOE), tenga que hacer auténticas filigranas para llegar a fin de mes.



Una de las muchas realidades negativas con los que se ha topado la nueva Corporación municipal -entre otras muchas- es un gran edificio en el centro de la ciudad, vacío y sin uso. Se trata de una mole inmensa que el anterior alcalde construyó de manera precipitada y apresurada y que tenía como objetivo final ser la sede de un gran museo de la ciudad. Ocurre que la falta de planificación y su construcción hizo que se realizara la casa por el tejado y hoy sigue vacío, sin piezas que mostrar y sin cuadros u obras de arte que exponer.

El “Museo del vacío”
 “Museo del Vacío” o una ”Pinacoteca de la Nada” que recuerda enormemente la relación de obras faraónicas, inservibles y de derroche que los populares protagonizaron con su buque insignia a la cabeza,  el aeropuerto sin aviones de Castellón construido por el presidente de la Diputación de Castellón, Fabra, posteriormente ingresado en prisión.

Pagar ahora el préstamo de casi seis millones
Los populares contrajeron en 2010 un préstamo de 5.530.406,20 euros en 2010. Como se firmó con una carencia de cinco años, es el actual Ayuntamiento quien debe de pagar del esquilmado presupuesto público hasta el 2025. Pagar por un museo que ni sirve ni se usa como centro cultural y que además de estar vacío -con lo que supone de coste de mantenimiento y gastos de seguridad- , tendrá que sufragar 789.003,82 euros de más que no se han ejecutado. En realidad se construyó con ausencia de un plan aceptable. Lo más grave es que queda como deuda de la “herencia recibida” ya que el Ayuntamiento de Torremolinos, con una deplorable situación económica debe de pagar ahora el crédito de 5 millones que contrajo el equipo de gobierno del Partido Popular en aquellas fechas de alegría constructora. Curiosamente ese gasto millonario de más de seis millones de euros, es el equivalente a lo que ha costado en la vecina Málaga capital el prestigioso Museo Pompidou.


Desaconsejado el museo por informes de la Junta
Para mayor conocimiento del asunto hay que recordar que la Junta de Andalucía denegó la autorización y la inscripción del museo basándose en informes técnicos que indicaban que el proyecto de infraestructura cultural del gobierno popular era inviable al adolecer de un “discurso museístico sólido y de la suficiente coherencia como para poder describirse a sí mismo como museo de la ciudad". Desde el Gobierno autonómico se subrayaba también que "la calidad patrimonial de su colección es escasa".

Los socialistas buscan una solución como sede judicial
Así las cosas los socialistas, desde hace un año, se pusieron a buscar fórmulas para que el edificio sea rentabilizado y puesto en uso. Se trata que ya que obligatoriamente hay que asumir su alto coste, buscar una salida de utilización y de paso evitar el deterioro futuro de una mole arquitectónica vacía e inservible. Ante esta circunstancia, el gobierno del PSOE empezó a buscar soluciones hace más de un año. Una de las opciones que se barajan es la de ceder parte del edificio para sede de los juzgados de ámbito comarcal que se hallan en la ciudad judicial. La realidad de los edificios de los juzgados de Torremolinos es grave por su deterioro y problemas de espacio al estar repartidos en distintos edificios de la ciudad. Esto es una reivindicación permanente del  Colegio de Abogados y de los profesionales que trabajan o acuden a diario a ellos.

La respuesta de los populares ante esta propuesta de estudio de ubicar allí parte de los juzgados, no solo ha recibido la colaboración de los populares responsables del problema sino que, por razones electoralistas y en clave de problemas internos de la derecha local, se están enfrentando diametralmente a esta posible solución y destino final del “Museo de la Nada”.

Los "moradores de cuevas" del Neolítico
El presidente del PP local y anterior alcalde de Torremolinos, Pedro Frernández Montes, ha tildado de la posible cesión del edificio a la Junta de Andalucía para sede judicial, como “una cacicada, un robo, un expolio y un atentado cultural contra el pueblo de Torremolinos”. Para el ex regidor y máximo responsable del partido -enfrentado al actual grupo de concejales pero de acuerdo en este asunto-, el museo de Torremolinos “iba a ser la sana envidia de muchos otros grandes municipios” y destaca que iba a contar con “un auténtico tesoro de restos prehistóricos legados por los moradores de nuestras cuevas en el Neolítico y Mesolítico”.

El PP agita a los colectivos y llama a la movilización
El ex regidor tras reconocer que el PGOU permite el uso administrativo del solar, ha llamado y convocado para “la movilización y protesta de las asociaciones de Torremolinos, sean de la índole que sean, junto con los vecinos” para “protestar contra esta decisión con todos los medios a su alcance” por ser “un verdadero ataque a la Cultura de nuestro pueblo”.