El secretario general de UGT-Andalucía, Francisco Fernández Sevilla, ha reivindicado la "militancia activa" sindical frente a la "campaña muy bien orquestada" que, en su opinión, "padece" su organización, con "ramificaciones políticas, económicas y mediáticas", con el fin de "desprestigiar" al sindicato.

Defiende las concentraciones ante el juzgado
En declaraciones a los periodistas, Fernández Sevilla ha defendido las concentraciones de sindicalistas a raíz de la segunda fase de la 'Operación Heracles' ante los Juzgados de Sevilla coincidiendo con la puesta a disposición de la juez Mercedes Alaya, encargada de la instrucción del caso de los ERE, del secretario provincial de UGT en Cádiz, Salvador Mera, que ha avanzado que "volverán a hacer cuando se detenga a una persona del sindicato entendiendo que era innecesario hacerlo".

Así, ha criticado los "excesos" que, a su juicio, se cometieron con su compañero, ya que "no había ningún problema en que se le hubiera citado a declarar ante el juez", y a quien, sin embargo, "se le retuvo prácticamente 72 horas y se le obligó a declarar esposado".

Recurso ante el auto
Igualmente, ha anunciado que el sindicato "estudiará si cabe interponer algún recurso" al auto de la citada magistrada que ha declarado la responsabilidad civil subsidiaria de UGT y CCOO de las fianzas impuestas a los representantes de ambas organizaciones detenidos en la segunda fase de la 'Heracles'.

"Campaña orquestada' contra UGT
En su intervención en la sesión de clausura del V Congreso Regional de Metal, Construcción y Afines (MCA), Federación de Industria de UGT-A, que se ha desarrollado entre este viernes y este sábado en Linares (Jaén), Fernández Sevilla, tras felicitar a la nueva ejecutiva de dicha organización, encabezada de nuevo por Manuel Jiménez, se ha referido a los "ataques" que, según ha insistido, está sufriendo la organización que lidera actualmente por parte de "la derecha política, económica y mediática".

Sindicalistas "gente honrada y trabajadora"
Aunque ha repetido que "seguro que se han cometido errores" en el seno de UGT-A, porque el sindicato "está compuesto de personas", Fernández ha aseverado que los sindicalistas son "gente honrada y trabajadora", cuyo objetivo es "buscar soluciones" para los empleados y "defender a los que menos tienen".

En esa línea, y en relación a la investigación de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos de la Junta de Andalucía, ha negado que el sindicato disponga de "una fuente de financiación adicional e ilegal" a través del dinero que se obtiene de la negociación que llevan a cabo los sindicalistas de esos expedientes en las empresas.

"No son Hermanitas de la Caridad"
En esos casos, los miembros del sindicato, según el líder de UGT-A, "lo único que hacen es buscar soluciones" para que quienes tengan que acogerse a esos expedientes "se vayan en las mejores condiciones posibles", y ese trabajo -que, según ha apostillado, se realiza "para el conjunto de los trabajadores"-tiene "costes" y "vale dinero" que la organización "tiene derecho a cobrar", porque sus miembros "no son Hermanitas de la Caridad" y eso, en todo caso, "no es ilegal".

Defensa de la contabilidad
Fernández Sevilla ha negado la existencia de "ninguna trama o fraude generalizado" en UGT-A, donde, según ha añadido, "sólo hay una contabilidad, completa y exhaustiva, que se ha depositado en notaría", de modo que "no se ha destruido ningún disco duro" ni "existe dinero.

"Una mentira repetida no deja de ser mentira"
Para demostrar que "una mentira repetida no deja de ser mentira", el líder de UGT-A ha subrayado que la comisión interna creada por la organización a propósito de la investigación de los ERE y de la emisión de supuestas facturas falsas "sólo ha detectado, hasta la fecha del pasado 14 de septiembre, dos errores", uno en relación a la factura del escenario montado en un acto celebrado de forma conjunta con CCOO, que "se imputó a un programa en vez de al que debía haberse asignado", y otro cometido "en una comida en la Feria de Sevilla", en la que, según ha explicado, el sindicato organizaba hace años "una cena para los trabajadores de la casa".

Fuentes de financiación del sindicato
Así las cosas, ha defendido que el sindicato tiene "dos fuentes de financiación"; en concreto, "las cuotas de los afiliados", que sirven "para mantener la actividad sindical y los gastos de la organización", y "otra complementaria para prestar servicios que podría prestar la Administración, como formación para trabajadores, o programas en defensa de la mujer, las personas mayores o los inmigrantes", unos fondos que "se gastan al 100 por cien en esos fines" y "se justifican hasta el último céntimo".

Pide tranquilidad a los sindicatos
Por ello, ha pedido "tranquilidad" a los afiliados porque "todo lo que se ha hecho en Andalucía se ha realizado como marca la ley", al tiempo que les ha animado a "movilizarse" partiendo de la base de que los sindicatos son "el único instrumento válido de defensa de los trabajadores", lo que convierte al sindicalismo es "más necesario ahora que nunca".