Graves imputaciones y riesgo de que por la tardanza en denunciar haya algunos delitos que puedan haber prescrito. El titular del juzgado de instrucción número 4 de Granada, Antonio Moreno, ha imputado a doce personas en el caso ‘Romanones’, diez sacerdotes y dos laicos, en un caso que trata de averiguar si Daniel, nombre ficticio del primer denunciante, fue objeto de presuntas agresiones sexuales, tal y como narra en sus declaraciones, y si otras tres personas fueron víctimas de abusos sexuales y exhibicionismo por los ahora imputados.

Varios de delitos con agravantes
Según informa hoy el diario Idealde Granada el instructor considera que los imputados han podido incurrir en delitos de agresión sexual, abuso y exhibicionismo con el agravante de prevalimiento, cooperación y encubrimiento.

Diez días para alegar
El juez ha emitido un plazo de diez días a las partes para presentar alegaciones sobre la posible prescripción de cada uno de las acusaciones debido al tiempo transcurrido desde la ejecución de los hechos hasta la presentación de la denuncia.

Dureza de los hechos relatados
Según el diario de Vocento el relato de los hechos presentado por el primer denunciante es el más duro de los cuatro incluidos en el auto judicial. Daniel centra las posibles agresiones y abusos sexuales sufridos entre los años 2004 y 2007, cuando él tenía entre 14 y 17 años. Hace mención a cómo el líder del clan de los Romanones, Román Martínez V. C., se fue ganando su confianza desde que comenzó a ayudar en la parroquia de san Juan María de Vianney cuando tan solo tenía siete años, aunque no fue hasta los catorce años cuando comenzó a quedarse a dormir en las viviendas utilizadas por este clan.

Penetraciones anales, masturbaciones y felaciones
Daniel acusa a Román de agredirlo sexualmente con penetraciones anales y a Francisco Campos, así como a Manuel Morales de efectuarle masturbaciones y felaciones. También señala que los tres sacerdotes practicaron sexo anal y oral en su presencia, así como las distintas ocasiones en que fue ridiculizado en presencia de todo el clan, ahora imputado, por no someterse a todos los dictados sexuales que le exigían.

Otras posibles víctimas
Otro de los monaguillos que coincidió con Daniel también ha denunciado episodios de exhibicionismo y presuntos abusos sin penetración. Mientras que los otros dos testigos se limitan a describir tocamientos libidinosos, así como actos de exhibicionismo.

Peligro de prescripción
Con todo, ahora queda a las partes pronunciarse sobre cuáles de los hechos denunciados han podido prescribir o no y a quiénes de los imputados puede o no beneficiar dicha prescripción. La instrucción del caso sigue adelante.

Tipos de delitos
También informa de este asunto Religión Digital. Este medio desvela que el auto tiene nueve folios, a los que hay que sumar casi 1.600 páginas de actuaciones detalladas. En el mismo, se acuerda "el levantamiento del secreto de las presentes diligencias previas" y señala que los hechos "son susceptibles de constituir infracciones penales por la comisión de delitos contra la libertad e indemnidad sexuales, en sus formas de Agresiones Sexuales (arts. 178 a 180 del Código Penal), Abusos Sexuales (Arts. 181 s 183), exhibicionismo (art. 185), y con aplicación de agravantes por prevalimiento y demás agravaciones previstas en dichos preceptos u otras de carácter general, y en cada caso en grado de autoría, participación necesaria, cooperación o encubrimiento".

Nombre de los imputados
Para todos ellos, considera imputados a "Román Martínez Velázquez de Castro (quien da nombre al "clan de los Romanones"), Francisco José Campos Martínez, Manuel Morales Morales, Sergio Quintana Muñoz, Manuel Francisco Fajardo Rodríguez, Manuel Jiménez Jiménez, Manuel Quintana Muñoz, Juan Carlos Moreno Muñoz, Angel Moreno Muñoz, José Jorge Nieto García, José Gabriel Flores Flores y Vicente Rodríguez Rodríguez.