El Consejo de Gobierno ha aprobado las estructuras orgánicas de las 13 consejerías del Ejecutivo andaluz. Estos organigramas se adaptan al objetivo central de mejorar y aumentar la eficiencia del sector público administrativo de la comunidad autónoma, tras la reorganización establecida en el Decreto de la Presidenta del pasado 17 de junio.

Simplificación organigramas anteriores
A grandes rasgos, las consejerías simplifican los organigramas heredados, pero reforzando todas aquellas áreas vinculadas a la creación de empleo, el fortalecimiento de los servicios públicos y la preservación del Estado del bienestar para favorecer una recuperación justa y la igualdad de oportunidades.

Reducción 13 altos cargos
Las nuevas estructuras suponen la reducción de 13 puestos de altos cargos respecto a la legislatura anterior, fundamentalmente por supresión o fusión de centros directivos (secretarías y direcciones generales). A ellos se sumarán otros 14 cargos directivos en entidades instrumentales, que se irán produciendo en las próximas fechas con la modificación de sus estatutos.

Presidencia
La Consejería de la Presidencia y Administración Local asume las competencias de esta segunda área, procedentes de la extinta Administración Local y Relaciones Institucionales. También incorpora las nuevas funciones en materia de política digital aplicada al Gobierno abierto, la transparencia y el Portal de la Junta, para lo que crea un servicio administrativo de gestión diferenciada adscrito a la Viceconsejería.

Universidades
Economía y Conocimiento asume las funciones de las secretarías generales de Economía y de Universidades, Investigación y Tecnología, procedentes del extinto departamento de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo. La antigua Dirección General de Economía Social pasa a denominarse de Economía Social y Autónomos, al incorporar esta última área procedente de la Dirección General de Autónomos y Planificación Económica, que desaparece. En su lugar, se crea la Dirección General de Planificación Económica y Estadística.

La consejería de Hacienda y Administración Pública mantiene básicamente su estructura anterior con algunos ajustes, al igual que Justicia e Interior y Fomento y Vivienda.

Educación
Esta consejería mantiene las competencias educativas atribuidas a la anterior de Educación, Cultura y Deporte, salvo las referentes a formación profesional para el empleo, que pasan a Empleo, Empresa y Comercio. La principal novedad es la creación de la Dirección General de Ordenación Educativa, que reunirá competencias en organización y funcionamiento de centros docentes; propuesta de diseños curriculares; ordenación de las enseñanzas no universitarias; supervisión y selección de libros de texto, y evaluación del sistema educativo y del rendimiento escolar, entre otras.

Salud
El área de Salud asume las atribuciones que en esta materia ejercía el anterior departamento de Salud, Igualdad y Políticas Sociales. A ellas suma las de consumo, procedentes de la desaparecida Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales, gestionadas por la Secretaría General de Consumo. También incorpora pequeños cambios en el organigrama.

Igualdad y Políticas Sociales se hace cargo de las políticas que desarrollaba en estas materias el anterior departamento de Salud, Igualdad y Políticas Sociales. Añade las competencias en violencia de género (hasta ahora en Justicia e Interior), y las de voluntariado, participación ciudadana y cooperación internacional al desarrollo (procedentes de la desaparecida Administración Local y Relaciones Institucionales).

La principal novedad es el refuerzo de los recursos vinculados a las personas mayores y a las pensiones no contributivas, con la creación de una dirección general específica. Se incorporan a la estructura la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo y la Dirección General de Participación Ciudadana y Voluntariado.

Empleo, Empresa y Comercio
La nueva Consejería de Empleo, Empresa y Comercio mantiene las competencias de las dos secretarías generales que gestionaban estas áreas en la anterior de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo. A estas funciones se añaden las derivadas de la incorporación de la Dirección General de Comercio (procedente de la desaparecida Consejería de Turismo y Comercio) y de la creación de la Dirección General de Formación Profesional para el Empleo, que gestionará las competencias en esa materia provenientes de la antigua Consejería de Educación, Cultura y Deporte.

Las anteriores direcciones generales de Relaciones Laborales y de Seguridad y Salud Laboral se funden en una sola que gestionará estas tres áreas, mientras que el Servicio Andaluz de Empleo mantiene la misma estructura.

Consejería de Turismo y Deporte
La nueva Consejería mantiene las competencias en el primero de estos ámbitos, heredadas de la anterior Turismo y Comercio a través de la Secretaría General para el Turismo. Las deportivas las recibe de la extinta Consejería de Educación Cultura y Deporte, incorporando al organigrama la Secretaría General para el Deporte.

Cultura
Cultura asume las competencias de esta área anteriormente en Educación, Cultura y Deporte. Asimismo, incorpora la Dirección General de Memoria Democrática, procedente de la extinta Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales.

Agricultura y Pesca
En Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural la principal novedad es la creación de la Secretaría General de Fondos Europeos Agrarios, a la que se adscribe la nueva Dirección General de Ayudas Directas y de Mercados. Desaparece la Dirección General de Fondos Agrarios y se suprime también la Dirección General de Estructuras Agrarias, cuyas competencias se asignan a distintos centros directivos.

Medio Ambiente
Finalmente, Medio Ambiente y Ordenación del Territorio mantiene sus competencias introduciendo algunos cambios en su organigrama. Entre ellos destaca la creación de la Dirección General de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos, que unifica las funciones en estas dos áreas y supone la supresión de los dos centros directivos que anteriormente las gestionaban.