El líder de Ciudadanos (C's) en Málaga, Juan Cassá, ha dicho hoy que no exigirá la Alcaldía en las negociaciones para formar un gobierno en la capital malagueña, y ha supeditado cualquier conversación con otros partidos a la firma del documento redactado por la dirección del partido de Albert Rivera. En 48 horas ha pasado del órdago que planteó al afirmar que para que el PP gobernara en la Diputación provincial de Málaga, él debería ser alcalde de la capital. Una apuesta que finalmente ha aparecido como un farol, un brindis al sol o la manifestación pública de un "sueño".

Una ilusión, la alcaldía
"Mi ilusión es ser alcalde, pero no mi prioridad. Mi prioridad es Málaga y los malagueños", ha manifestado Cassá en rueda de prensa, y ha pedido disculpas si las declaraciones publicadas por un periódico local en las que se postulaba como regidor "han sembrado la inquietud". Ha afirmado que no va a exigir ser el alcalde de Málaga, sino que viene "a cambiar las instituciones desde dentro" y ha incidido en que Ciudadanos "no siembra la discordia", y es un partido "responsable".

Llave del Gobierno
Ciudadanos se ha convertido en llave de gobierno en Málaga capital tras obtener tres concejales en las elecciones del pasado domingo de los 31 de la corporación, mientras que el PP logró 13 -la mayoría absoluta está en 16-, el PSOE 9, Málaga Ahora (que apoya Podemos) 4, e IU 2. Cassá ha explicado que el comité nacional del partido les ha trasladado un documento de "obligado cumplimiento y de obligada firma" por parte de todos los partidos que quieran sentarse a hablar con Ciudadanos en Málaga, y una vez que éstos lo suscriban, comenzarán las conversaciones de una manera formal.

Este documento, que establece el posicionamiento del partido ante las votaciones de investidura en municipios y comunidades autónomas, es la "condición indispensable" para la negociación, y hasta la fecha ningún otro partido lo ha firmado, ha indicado.

No responde a las llamadas del alcalde
Preguntado si ha hablado ya con el alcalde de Málaga en funciones, Francisco de la Torre (PP), quien comentó que no había respondido a sus llamadas, Cassá ha señalado que el domingo llamó al regidor para felicitarle porque es la fuerza más votada y le dijo que iba a apoyar "todas las buenas propuestas para el malagueño". Ha añadido que después le ha hecho llegar el mencionado documento para que lo firme, y "hasta que no se produzca esa firma -ha insistido- no vamos a hablar", al igual que con el resto de fuerzas políticas.

No al intercambio de instituciones
El también delegado territorial de Ciudadanos en la provincia malagueña ha negado que se vaya a producir un intercambio de apoyos de Ciudadanos con otras ciudades y la Diputación de Málaga. En cuanto a un posible acuerdo de todas las fuerzas políticas a excepción del PP para desbancar a los populares de la alcaldía -que gobiernan desde 1995-, Cassá ha reiterado que los partidos políticos que quieran sentarse a hablar con Ciudadanos tienen que firmar el mencionado documento. Cassá ha asegurado que va a ser "muy transparente" y su formación comentará "cada paso" que dé en este proceso a los medios de comunicación.