El portavoz del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cádiz y vicepresidente de Cemabasa, Ignacio Romaní (PP), ha informado de que la Junta de Gobierno Local ya había autorizado las exhumaciones solicitadas por la Dirección General de la Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, y que permitirá exhumar los restos de las 18 víctimas de la Guerra Civil y la Posguerra que ha localizado en el cementerio de San José. De esta manera, el Ayuntamiento da respuesta al procedimiento previsto por la Dirección General de la Memoria Histórica que enviará "en breve" una carta solicitando el permiso para la intervención en el camposanto, según explica el Consistorio en una nota. Detalla que esta actuación se sustenta a través del artículo 3 de la Orden, de 7 de septiembre de 2009, por la que se aprueba el Protocolo Andaluz de actuación de exhumaciones de víctimas de la Guerra Civil y la Posguerra, donde "será responsable de las actividades de recuperación de la memoria histórica que incluyan exhumaciones, en el caso de actuaciones específicas, la consejería  competente en virtud de la materia". Por ello, el Ayuntamiento, siguiendo con sus intenciones de llevar a cabo la clausura del cementerio, incluye en su acuerdo de gobierno "proponer a la Delegación Territorial de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía la clausura definitiva del cementerio de San José". Asimismo, insiste en que "los trabajos de recogida y traslado de restos, una vez clausurado definitivamente el cementerio, no podrán interferir o afectar en modo alguno a los trabajos de indagación, localización y delimitación de las fosas de víctimas del golpe militar o de la represión de la dictadura franquista situadas en el cementerio de San José de Cádiz". Incide en que en el acuerdo aprobado por la Junta de Gobierno Local se incluye también conceder a la Dirección de la Memoria democrática la autorización para la realización de las actuaciones específicas propuestas y aprobadas en la Orden 25 de julio de 2014, condicionada, en todo caso, al cumplimiento de los requisitos exigidos por las disposiciones legales y reglamentarias reguladoras de la materia en cuestión. Esto supone, según indica, la correcta publicación de la ejecución de las actuaciones específicas que permita el efectivo conocimiento por parte de los particulares afectados; así como la obtención de las autorizaciones familiares y/o judiciales correspondientes. SOS BEBÉS ROBADOS Romaní insiste en que si la Junta "sigue sin querer clausurar el cementerio de San José, deja totalmente desamparado al colectivo de SOS Bebés Robados". Al respecto, recuerda que la clausura del cementerio de San José está sustentada en que "es la Delegación Provincial de Salud el órgano competente para ello, tal y como lo indica el artículo 48 del Reglamento de Policía Sanitaria-Mortuoria, decreto 95/2001 de 3 de abril". Destaca que dicho artículo dice exactamente que, "finalizados los trámites anteriores, el delegado provincial de Salud dictará resolución autorizando la clausura definitiva, pudiendo ser exhumados de oficio los restos cadavéricos existentes", tras la clausura. Apunta que la Asociación SOS Bebés Robados, que en un primer momento estaba realizando las exhumaciones previa autorización judicial, ahora se encuentra con que "ni los jueces autorizan más exhumaciones, justificando que no es viable por la cadena de custodia, y con que la Delegación Provincial de Salud sigue sin clausurar el cementerio". Por ello, "al no clausurar ni darle el amparo legal, impide directamente que desde el Ayuntamiento podamos dar la autorización para llevar a cabo las exhumaciones que han solicitado" por parte de la citada asociación.