El alcalde socialista de la localidad próxima a Sevilla de La Algaba, Diego Manuel Agüera, parece admitir de forma implícita algún tipo de arbitrariedad en la adjudicación de unas obras por valor de 140.000 euros, según se desprende de su conversación con una trabajadora del Ayuntamiento y militante del PSOE que en su día fue grabada y que está ya en manos de un juzgado de Sevilla, según publica hoy el diario El Mundo en una información firmada por Chema Rodríguez. Sobre esa adjudicación, el alcalde llega a decir en la charla, que tuvo lugar en 2013: “Se le dio [el contrato] porque me salió a mí de la polla”. También le dice a su interlocutora que había “más de cuarenta empresas y se la di a tu padre”. Según la información de la edición andaluza de El Mundo, la grabación dura unos diez minutos y en ella el alcalde reconoce que se habrían amañado, al menos, dos adjudicaciones de otros tantos contratos municipales. El primero de ellos, una obra por un importe de 140.000 euros y, la segunda, el suministro de carros para los barrenderos, por 22.000 euros. El adjudicatario habría sido en el primer caso el padre de la militante socialista a la que se lo cuenta, E.C.G., cuya familia, por lo que asegura Agüera, se habría visto beneficiada por las adjudicaciones del Consistorio. "¿TÚ ERES TONTA?" El alcalde llega a decirle esto en un momento de la conversación: “Nosotros con ustedes hemos hecho virguerías”. Y también: “Se le dio [a su padre] porque me salió a mí de la polla». La interlocutora del regidor le replica que ssi e le dio a su padre fue porque no había otros licitadores. “Que no había licitadores dice, pero ¿tú qué eres, tonta? (…) Hay más de cuarenta empresas que licitan y se la di a tu padre”, le contesta a su vez el alcalde. Según se desprende la grabación e informa el periódico, la otra adjudicación era para el suministro de carros para los barrenderos, por 22.000 euros, “pavos” en el lenguaje del alcalde, que dice que el Ayuntamiento habría recibido recibió diez carros menos de lo que decía el contrato: “Eso es robar, en mi pueblo se llama robar. Y estamos 'callaos' como putas. Antes eso que se entere la oposición y vayamos p'alante porque eso es robar”. EL ORIGEN DEL CASO Según publicada ayer el diario, el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla mantiene abiertas diligencias para investigar si el gobierno municipal de La Algaba ha venido exigiendo el pago de 'mordidas' a cambio de la adjudicación de contratos. La investigación la está llevando a cabo la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) del Cuerpo Nacional de Policía por encargo del juez Iván Escalera. Según dicha información, el origen del caso está la confesión de un empresario taurino que admitió haber pagado al equipo de gobierno del PSOE alrededor de 18.000 euros después de que el Ayuntamiento algabeño le adjudicase el contrato para organizar los festejos del año 2013.