La crisis del partido de Rosa Díez llega a Andalucía. Era, en realidad, una mera cuestión de tiempo. El Consejo Local de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) de Málaga capital ha dimitido en bloque ante "los malos resultados" en las pasadas elecciones andaluzas. Sus cinco miembros se han mostrado "desilusionados" y han criticado que ni a nivel regional ni nacional "se haya reaccionado ni tomado nota de lo sucedido". Este órgano fue elegido en febrero de 2014 y estaba integrado por Daniel Galán, como coordinador; Noelia Losada, coportavoz, responsable de Organización y 'número dos' en la candidatura al Parlamento andaluz; Carlos Hernández, de Política Municipal y Programa; Pedro Javier Gómez, de Eventos, y Francisco Granado, encargado de Redes Sociales, quien ha anunciado también su baja de militancia. El coordinador del Consejo Local de UPyD de Málaga desde 2010 y portavoz, Daniel Galán, junto a Losada, el más veterano, se ha mostrado crítico este miércoles con las direcciones regional y nacional, echando de menos la dimisión del portavoz en Andalucía, Martín de la Herrán, y de la líder nacional de la formación, Rosa Díez. De hecho, el hasta ahora coordinador ha opinado que "el tiempo del Consejo de Dirección de UPyD ha pasado; la política en un momento pide a unas personas y en otro momento, a otras". Y es que, tal y como ha advertido, "no pasa nada por dar un paso atrás". Ha reconocido que el resultado obtenido por UPyD en los comicios del 22 de marzo, con Martín de la Herrán como candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía, fue "injusto", teniendo en cuenta "el trabajo habido durante estos cuatro años", pero también ha dejado claro que "ni la vida ni la política son justas". GESTIÓN NEFASTA DE LA CAMPAÑA Al respecto, ha apuntado a Europa Press que, entre las razones que han llevado a la decisión unánime de dimitir, se encuentra el hecho de que la gestión de la precampaña y de la campaña electoral en Andalucía "han sido nefastas". De igual modo, Galán ha destacado también las divergencias existentes en relación con el candidato a la Alcaldía de Málaga, Marcos Paz, después de que "no mostrara la transparencia exigida por UPyD" a raíz de una información publicada sobre asuntos personales. En suma, ha señalado que "ninguno de los cincos cobrábamos del partido, sino que estábamos aquí de forma voluntaria, ni tampoco UPyD es nuestra religión", justificado así su marcha en bloque. "Estamos de acuerdo con los principios, pero no con las formas que se han llevado últimamente", ha precisado. 'HAY PERSONAS MUY VÁLIDAS' Pese a estas críticas, ha lanzado un mensaje de optimismo, en tanto que "en el partido sigue habiendo personas muy válidas tanto a nivel local como regional y nacional, que si salen de la trinchera, yo los volvería a seguir". Preguntado, al respecto, ha mencionado a la eurodiputada Maite Pagazaurtundua, nueva integrante del Consejo de Dirección de UPyD, o el portavoz adjunto, Andrés Herzog. "Hay relevos", ha asegurado. Cuestionado por si hubiera sido positivo un acuerdo con Ciudadanos (C's), ha señalado que "el problema ha sido sobre todo no haber gestionado bien esa aproximación, ya que al final UPyD quedó como los malos y ellos como los buenos". Tras esta dimisión, UPyD tendrá que nombrar una gestora, que se encargará de la formación en la capital hasta la celebración de nuevas elecciones al Consejo Local. En la provincia de Málaga, la formación de Díez cuenta con consejos locales, además de en la capital, en municipios como Marbella, Rincón de la Victoria, Alhaurín de la Torre, Mijas o Coín.