La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha abogado hoy por reforzar los mecanismos de transparencia de las administraciones como el mejor método para combatir la corrupción. Diaz quien ha presidido en Sevilla la toma de posesión del primer director del Consejo de Transparencia y Protección de Datos de Andalucía, el catedrático Manuel Medina, ha pedido profundizar en la incompatibilidad entre el servicio público y la actividad privada y en la prohibición de donaciones privadas a los partidos.

"Nadie da euros a cambio de nada"
"Todos hemos comprobado en este país, y lamentablemente cada día tenemos que desayunarnos un caso diferente, que nadie da euros a cambio de nada; hay que seguir profundizando en la incompatibilidad entre quienes están en la representación o en la gestión pública y la actividad privada, en la prohibición de las donaciones privadas a los partidos políticos", ha apostillado. Ha reiterado su consigna de que la transparencia "es la mejor lejía" para limpiar las administraciones de quienes quieren aprovecharse de ellas y ha insistido en su "compromiso claro y nítido" contra la corrupción "para que no se vuelva a repetir ningún tipo de acontecimiento que vuelva a producir el sonrojo, la vergüenza y el rechazo de los ciudadanos en nuestra tierra".

30 medidas del Gobierno andaluz
Para la presidenta andaluza, la transparencia es una herramienta idónea para que los políticos recuperen la credibilidad de los ciudadanos y para "fortalecer" las instituciones "en estos momentos importantes" de la vida pública andaluza y española. Díaz ha destacado que su gobierno ya ha implementado una treintena de medidas para favorecer la transparencia y ha asegurado que el Portal de la Transparencia de la Junta es "una referencia en España" por su amplio nivel de información.

También ha destacado que el director del Consejo de Transparencia y Protección de Datos de Andalucía ha sido nombrado por mayoría absoluta del Parlamento autonómico, a diferencia de su homólogo nacional, designado por el Gobierno y le ha pedido a Medina que "no le tiemble el pulso" a la hora de fiscalizar a la Junta