El laboratorio de referencia del Hospital Virgen de las Nieves de Granada ha confirmado dos nuevos casos de virus zika, dos hombres residentes en Granada de 53 y 62 años y de origen hispanoamericano, sin parentesco ni relación entre ellos, y que recientemente viajaron a sus países de origen. Según han informado a Europa Press fuentes de la Delegación de Salud, estos dos nuevos casos no se han incorporado aún a los datos que difunde semanalmente el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, porque fueron notificados el mismo lunes, que es cuando el Gobierno informa del número de infectados por este virus en España. Los hombres residentes en Granada no requirieron ningún ingreso hospitalario, según las fuentes, que han recordado que la enfermedad no es grave, salvo en el caso de las mujeres embarazadas, aunque no por la afectación que supone a la mujer, sino para el feto. Estos dos nuevos casos, de los que informa este miércoles el diario 'Ideal' de Granada, se sumarán a los 58 que ya se han detectado en España, ocho de ellos mujeres que estaban embarazadas en el momento de la toma de las muestras (tres en Cataluña, tres en Madrid, una en Galicia y una en la Comunidad Valenciana), según la última información difundida por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Entre esos 58 casos, todos ellos importados de alguno de los países afectados, se incluyen tres nuevos casos del virus que se han confirmado en mujeres embarazadas en Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana. Respecto a la semana anterior Sanidad, ha notificado 15 nuevos contagios hasta un total de 58 casos, de los que 17 se encuentran en Madrid, 14 en Cataluña, siete en Castilla y León, seis en Aragón, tres en la Comunidad Valenciana, dos en Asturias, Murcia y Canarias, y uno en Andalucía, Navarra, La Rioja, Galicia y País Vasco. Todos estos casos han sido confirmados por el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III, después de la vigilancia de casos acordada por el Ministerio, el Carlos III y las comunidades autónomas ante la epidemia por virus Zika en la Región de las Américas. Sanidad y los gobiernos autonómicos acordaron en la Comisión de Salud Pública del Sistema Nacional de Salud (SNS) la aprobación de un protocolo de vigilancia epidemiológica del Zika y un plan de preparación y respuesta para éstas y otras enfermedades transmitidas por mosquitos. Entre otras cuestiones, se recomienda a cualquier persona que haya estado en alguna zona en la que exista el virus posponer 28 días desde su regreso las relaciones sexuales sin protección con mujeres que estén embarazadas o tengan intención de serlo, para evitar un posible contagio a través del semen y dado el posible riesgo de microcefalia fetal que todavía no se ha confirmado. Asimismo, las mujeres embarazadas que hayan viajado a países de riesgo por virus Zika se someterán a análisis de sangre y orina si al regresar a España presentan alguna sintomatología indicativa de la infección, según el protocolo de seguimiento acordado con la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO). Y en caso de confirmarse la presencia del virus, se realizarán ecografías seriadas para controlar el crecimiento y, sobre todo, la morfología fetal cada dos semanas, siendo imprescindible el concurso de obstetras avanzados en el diagnóstico ecográfico prenatal y en la sospecha diagnóstica de infección fetal.

VIRUS

El virus Zika se transmite a través de la picadura de mosquitos infectados. La enfermedad produce, por lo general, una sintomatología leve que puede pasar desapercibida hasta en un 75 u 80 por ciento de los infectados o diagnosticarse erróneamente como Dengue, Chikungunya u otras patologías virales. Los síntomas se inician entre tres y doce días después de la picadura de un mosquito infectado e incluyen principalmente febrícula, erupción cutánea, dolores articulares y musculares, dolor de cabeza o cansancio. Estos síntomas suelen durar entre dos y siete días y por lo general se resuelven sin secuelas. Sin embargo, durante el brote de enfermedad por virus Zika ocurrido en la Polinesia Francesa en 2013-14 y el reciente brote de Latinoamérica en 2015-16 se ha observado un incremento en el número de casos con síndromes o enfermedades neurológicas (por ejemplo síndrome de Guillain-Barré) que podrían estar relacionadas con la infección previa por este virus. También se ha detectado un incremento de malformaciones neurológicas en recién nacidos y en particular de microcefalia (perímetro cefálico al nacimiento menor de lo normal) que se ha asociado a una infección de la madre por virus Zika durante el embarazo. Sin embargo, a pesar de que la información disponible hasta la fecha avala la relación de la infección por virus Zika y estas complicaciones neurológicas, todavía se desconoce la influencia que pueden tener otros factores presentes en las zonas afectadas en su desarrollo y la frecuencia con que se pueden presentar.