Oscar Medina, alcalde de Torrox, saluda al presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla. Congreso PP andaluz



Encendida polémica y duro enfrentamiento en el ayuntamiento malagueño de Torrox. Intercambio de acusaciones y en el fondo las víctimas, los parados que intenten acceder a un trabajo temporal en el consistorio axárquico. La ciudad que pregona en su eslogan poseer "el mejor clima del mundo" no pasa por su mejor etapa climatológica en lo político.

Un puzzle complejo con un gobierno en precario
El Partido Popular gobierna el municipio en una situación de precariedad desde la elección de su alcalde, Oscar Medina, quien solo pudo recabar en su toma de posesión los 6 votos de su propio grupo, frente a una Corporación municipal conformada por 17 ediles. El PSOE que ha ostentando la alcaldía en varios mandatos obtuvo 5 concejales y solo 100 votos menos. Del desequilibrio en la correlación de fuerzas da muestra el hecho de que IU sacara 3 ediles a lo que hay que sumar 3 concejales más de dos fuerzas locales independientes.

Propuesta "indecente" según los socialistas
Con este puzzle político es fácil de entender que una aberrante e insolidaria propuesta inicial -para el PP "non nata"- para cobrar una tasa de cinco euros a los desempleados del municipio que quieran optar a un contrato temporal en el Consistorio, haya provocado una alta crispación y cruce de acusaciones entre las dos fuerzas mayoritarias tras conocerse el documento oficial donde, al menos en fase incipiente, se recogía esa propuesta. Mientras que los socialistas han exigido su retirada inmediata calificando la iniciativa del PP como "indecente y carente de la más mínima sensibilidad con las personas que están soportando el drama del desempleo, los populares, que no han negado la existencia previa de esa propuesta han afirmado que no se aplicará.

El PP llamó"barrigas agradecidas" a los parados que reciben prestaciones
De manera muy contundente el concejal socialista Juan Manuel Cortés ha ironizado que una medida como ésta "sólo se le puede ocurrir al alcalde de Torrox, Óscar Medina", que en su momento como informó ELPLURAL.COM, llamó "barrigas agradecidas" a las personas que reciben prestaciones por desempleo. Cortés ha pedido igualmente a la concejala de Personal, Paola Moreno, "que asuma su responsabilidad y no culpe a los funcionarios de esta medida vergonzosa, puesto que sido el PP y no los empleados municipales los que han elevado la propuesta a la Junta de Portavoces".



El PP manda el "marrón" a los funcionarios
Ante la fuerte polémica generada en una localidad que cuenta con un 25 % de su población en paro, el PP local ha intentado apagar el fuego informando de que esta peculiar pero cruel tasa, no se ha aprobado ni se va a aplicar aunque no ha tenido más remedio que reconocer que aparecía en un primer borrador técnico "redactado por los funcionarios municipales y llevado a la Junta de portavoces con reticencias del equipo de gobierno del PP". Se amparan en el que  los populares no han participado en la elaboración de esta tasa. Al insistir el PP en que  la tasa "no pasa de ser una propuesta de los funcionarios" la formación que gobierna parece intentar que el "marrón" generado se lo coman los funcionarios. Una posición, la de cargar contra los funcionarios, que parece reiterativa y compulsiva en la derecha de Torrox. En ese sentido cabe recordar que el actual alcalde, Oscar Medina, cuando estaba en la oposición, llamó “tontos” a los funcionarios y a quienes integran la Junta de Andalucía al mismo tiempo que comparaba Andalucía con Gaza.