La portavoz de Ciudadanos en el Parlamento andaluz, Irene Rivera, ha asegurado hoy que para poder sentarse a negociar con el PSOE sobre la investidura de la candidata socialista a la presidencia de la Junta, Susana Díaz, la mesa "tiene que estar limpia" y eso pasa por la firma del pacto anticorrupción.

Por escrito
En una entrevista en Canal Sur TV, Rivera ha asegurado que una vez que el PSOE firme dicho pacto, en el que Ciudadanos plantea un decálogo de medidas para luchar contra la corrupción, y figure también "por escrito" que los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán no volverán a ocupar cargos públicos, "lo siguiente será sentarse y empezar a debatir sobre programa".



Ciudadanos está abierto
Rivera, que ha dicho que su partido está "totalmente abierto a añadir más propuestas a este decálogo" -después de que el portavoz de la Junta haya dicho que la posición de Díaz contra la corrupción es "más avanzada" que esas medidas- ha descartado que su grupo pudiera abstenerse en la votación de la investidura únicamente con la firma del este pacto.

Firmar el pacto antes de negociar
"Si la firma se produce el día 4 y se vota el 5 no hay tiempo para sentarse a negociar", ha puesto como ejemplo la portavoz de Ciudadanos, que ha sostenido que el pacto anticorrupción "tenía que haberse firmado antes" para que hubiera margen para negociar sobre medidas concretas.

No son moneda de cambio con otras elecciones
Rivera ha dejado claro que para su formación Andalucía "no va a ser moneda de cambio con otras elecciones" y se ha felicitado por que la comunidad haya sido escenario del "inicio del fin del bipartidismo", lo que supone "una oportunidad para que Andalucía pueda estar a la cabeza".