Una de las grandes pérdidas que la aciaga anoche electoral trajo al PP de Málaga fueron los resultados en Marbella. La gran joya del Partdio Popular en la Costa del Sol, con marca internacional, había disfrutado de una amplia mayoría absoluta y plácida del Partido Popular en el ayuntamiento.

Autoritarismo, escándalos y control de medios de comunicación
Con esa mayoría gobernó Ángeles Muñoz entre dosis de autoritarismo, alejamiento de la alcaldía y escándalos en su entorno. Apoyándose en esa mayoría cometió errores tales como "regalar" parte de su término municipal a la vecina Benahavís regida por un compañero de partido; enviar concejales de su equipo de gobierno a la presentación de la nueva inmobiliaria del hijo de Jesús Gil; administrar para uso privado los medios de comunicación públicos; expulsar de los plenos a los concejales discrepantes; mantener a concejales imputados; permitir contratos de suministros de construcción a una empresa del edil de playas o llevar en su lista, y como número dos y gran fichaje, a un gestor con intereses en paraísos fiscales.

Conjuración para desalojar al PP y a Ángeles Muñoz
Todo esto unido a un tratamiento despótico y marginal a la oposición ha hecho que aunque haya ganado las elecciones y solo le haya faltado un concejal para la mayoría absoluta, toda las fuerzas políticas se hayan conjurado para echar de la alcaldía a "Titi" Muñoz y entrar a regenerar el ayuntamiento erradicado prácticas totalitarias y despreciativas anteriores. Puede que determinadas formaciones no tengan mucho de concomitancias entre sí pero en una cosa si coinciden y es el pegamento que les une: que no vuelva a gobernar Ángeles Muñoz.

Negociaciones a toda marcha
Desde Marbella las informaciones que llegan es que el tiempo se le acaba al Partido Popular. Las negociaciones para la conformación de un pacto cuatripartito (PSOE, OSP-independientes de San Pedro-, IU y Costa del Sol Sí Puede -respaldado por Podemos) van por muy buen camino y a un ritmo más rápido del que inicialmente se pensó. Con esos mimbres, el socialista José Bernal podría ser el próximo alcalde de una de las más relevantes ciudades andaluzas.



Alcaldesa arrinconada
Según marbellaconfidencial (el diario digital de un gran periodista independiente como es José Carlos Villanueva) se consolida para cerrar el paso al Partido Popular, cuya líder y alcaldesa en funciones, Ángeles Muñoz, está prácticamente arrinconada, casi pensando más en cómo diseñará el traspaso de poderes al socialista José Bernal y cuál será su futuro personal en la oposición, papel en el que no parece que vaya a durar mucho tiempo.

Acuerdo prácticamente cerrado
Para este medio la balanza se inclina hacia la izquierda, a pesar de la ambigüedad demostrada en muchas de sus intervenciones por el líder de Opción Sampedreña, Rafael Piña, convertido ahora en una estrella mediática. En privado se da por hecho que el acuerdo a cuatro está cerrado, pero la estrategia de Piña tras cuatro años ninguneado por Muñoz parece enfocada a marear a la alcaldesa en funciones y los suyos, en reuniones que no llegan a buen puerto.

La baza de las inversiones de Rajoy se le cae al PP
Un detalle clarificador de como están los ánimos en contra de pactar con el PP, lo da el que el argumento principal de este partido para atraer el voto de las otras formaciones es la promesa de que obtendría fuertes inversiones del Gobierno central, si ella siguiera al frente del Consistorio. Ante ello el concejal de Opción Sampedreña ve a Rajoy fuera de La Moncloa en las próximas elecciones. Dicho de otra manera, el último clavo ardiendo al que se agarra el PP para mantenerse y no ser desalojada Ángeles Muñoz, se le ha caído. El Partido Popular verá perder así la principal ciudad de la provincia de Málaga donde gobernaba tras la capital.